El Tercer Trimestre de Embarazo es aquel que va desde la semana número 29 hasta la 40, e incluso puede prolongarse hasta 42 semanas siendo un embarazo post-término, durante este trimestre es probable que presentes mas fatiga y esto es porque mucha de tu energía corporal está destinada para ser usada por tu bebé que se encuentra en rápido crecimiento, por lo que es normal que sientas la necesidad de reducir tus actividades y tu carga de trabajo y descansar un poco durante el día. La acidez gástrica, la hinchazón de tus pies y tobillos, y el dolor en la zona baja de la espalda son también quejas comunes, normalmente debido a la presión ejercida por el abdomen y al peso del mismo. Debes tener en cuenta muchas cosas que se presentarán en el tercer trimestre de embarazo y ya debes estar preparada para la llegada del bebé.

Durante el tercer trimestre de embarazo:

-Debes seguir alimentándote correctamente, con comidas balanceadas y ricas en proteínas y verduras.

-Descansando cuando lo necesites.

-Haciendo ejercicios que no requieran grandes cargas de energía o caminando.

tercer trimestre de embarazo

-Debes estar pendiente de los movimientos de tu bebé: Ya que durante el tercer trimestre de embarazo y a medida que se acerca la fecha probable de parto, y el bebé crece más, vas a  notar un patrón de movimiento diferente del que tenía antes, pudiendo  notar períodos de actividad (sobre todo movimiento de rodar y retorcerse, además de unas patadas fuertes) y períodos de inactividad. Durante el día aún debes sentir al bebé moverse con frecuencia. Si de repente, sientes que tu bebé se está moviendo menos, come algún refrigerio (preferiblemente dulce)  y recuéstate, si notas movimientos por parte del bebé debes quedarte tranquila, si por el contrario continua sin moverse, llama al médico.

-Continúa asistiendo a tu consulta prenatal: En el tercer trimestre de embarazo, las consultas son cada dos semanas hasta la semana 36, luego de esta semana pasan a ser semanales, esto con el fin de vigilar el bienestar fetal y saber si el momento del parto se acerca, por lo que esta suelen ser más rápidas pero no por eso menos importantes. El médico realizará un tacto vaginal, con la finalidad de saber si hay dilatación del cuello uterino y se deben mantener actualizados los estudios de laboratorio cerca de la fecha probable de parto (hematología completa, glicemia, urea, creatinina, HIV,  VDRL,  y examen de orina). Se pueden solicitar estudios complementarios adicionales cuando: Tienes un embarazo de alto riesgo obstétrico, si tienes hipertensión arterial, diabetes, cuando el embarazo se prolonga luego de las 40 semanas. Plantea todas las dudas que tengas y es recomendable que asistas con tu pareja para que ambos se informen y apoyen mutuamente, toma en cuenta su opinión.

-En el tercer trimestre de embarazo puedes comenzar a acudir con el padre de tu bebé a clases de preparación para el parto, ya que ahí los orientan en cuanto a la preparación de las cosas del bebé y de las tuyas, como debes trasladarte al centro en donde será atendido tu parto y qué hacer en caso de presentarse algún signo de alarma.

Tipo de Parto:

Durante el tercer trimestre de embarazo, en la consulta prenatal debes plantearle tus dudas al médico acerca del momento del parto y la vía de tu preferencia, ya sea baja (paro vía vaginal) o alta (cesárea); el parto natural es por excelencia el más recomendado debido a que es un proceso fisiológico y el feto y tu cuerpo se han ido preparando durante todo el embarazo para este momento, pero hay veces en donde el parto natural no es posible, siendo la conducta a seguir terapéutica.

Ventajas del parto natural:

  • Hay menor probabilidad de infección, y la pérdida de sangre es menor, reduciendo las posibilidades de que se presente anemia post-parto.
  • La madre participa de forma activa en traer al mundo a su bebé.
  • Se puede realizar el apego precoz, es decir, puedes tener contacto inmediato con tu hijo en caso de que no haya alguna complicación, mientras que con la cesárea debes esperar a que tu estés lista para poder sostenerlo.
  • En caso de no haber complicaciones, la recuperación es más rápida.
  • El bebé recibe un mayor aporte de oxígeno y expulsa el líquido contenido en sus pulmones.
  • Se fortalece el lazo afectivo entre la madre y su bebé.

tercer trimestre de embarazo 2

Indicaciones de Cesárea: Es probable que la cesárea no sea el método que quieras para traer a tu hijo al mundo, pero durante el tercer trimestre de embarazo se irán haciendo distintas evaluaciones para saber si no hay ningún problema por tu parte o la del bebé que no te permita dar a luz mediante un parto natural, como:

  • Pelvis no apta para el trabajo de parto, ya que no permitiría la salida de la cabeza fetal o puede que dicha salida sea dificultosa prolongando el trabajo de parto. Desproporción entre el tamaño del feto y la pelvis.
  • Enfermedades maternas como cardiopatías.
  • Embarazos múltiples, en caso de que alguno de los bebés esté en podálico (de nalgas).
  • Placenta previa oclusiva total.
  • Para la prevención de infecciones por parte del feto al pasar por el canal de parto, como HIV, VPH, entre otras.
  • Macrosomía fetal, es decir, fetos por encima de 4 kilogramos de peso estimado.

 Signos de Alarma en el tercer trimestre de embarazo: 

Consulta siempre con tu médico si se presenta alguna de estas situaciones durante el tercer trimestre de embarazo, ya que pueden ser peligrosas para ti, para tu bebé o para ambos. Entre ellos tenemos:

  • Fiebre de 38º C o más.
  • Dolor, molestias o sangre al orinar.
  • Vómitos continuos que no ceden.
  • En caso de accidente o golpe importante.
  • Trastornos de la visión tipo visión borrosa, destellos, manchas. Fuertes dolores de cabeza.
  • Dolor abdominal intenso igual a una contracción muy fuerte que no cede.
  • Si empiezas a sangrar igual a una regla.
  • Si rompes la bolsa.

 

¿Cómo saber si estás en Trabajo de Parto?

Debes tener en cuenta que un embarazo a término es a partir de la semana número 37 de gestación, es decir, no durante todo el tercer trimestre de embarazo como tal, está atenta si presentas:

  • Contracciones intensas que no ceden con el reposo ni el cambio de postura, que suceden de forma regular cada cinco minutos durante al menos una hora.
  • Presencia de sangre no importando si es poca o mucha.
  • Cuando rompas fuente (líquido cristalino que moje tus piernas) debes fijarte en la hora exacta en que ocurrió.

El tercer trimestre de embarazo es el último de un largo período durante el cual experimentaste distintos cambios tanto físicos como psíquicos, en donde tu bebé se ha estado desarrollando en tu vientre y estás acostumbrada a tenerlo allí contigo y protegido; el momento del parto es temido por casi todas las futuras mamas, sobre todo si es primeriza, ten confianza en el equipo de salud que estará contigo durante este momento crucial de tu vida, luego del parto puede ser un poco chocante ya no sentir a tu bebé dentro de ti moviéndose y brindándote su compañía, vas a tener unas ganas tremenda de cuidarlo de todo; pero tomate las cosas con calma, siempre tendrás alguien que te apoye durante en todo momento y sino siempre tendrás a ese bebé que dependerá de ti durante un largo tiempo, lo más importante es que disfrutes esta nueva etapa de tu vida llamada Maternidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here