Medicina a Tu alcance

Reconoce Los Síntomas De La Menopausia ¡Importante Saberlo!

La transición menopáusica es un periodo endocrinológico progresivo que lleva a la mujer de la menstruación regular, cíclica y predecible característica de los ciclos ovulatorios a la última menstruación, acompañada de senectud ovárica. Gracias a los avances los síntomas de la menopausia pueden ser diagnosticados a tiempo así como en el tratamiento médico y la atención profiláctica, se ha incrementado la esperanza promedio de vida. Ahora la mayoría de las mujeres vive casi la tercera parte de su vida en la menopausia. De manera importante, la transición menopáusica y los años de vida que pasa una mujer en la etapa posmenopáusica traen consigo aspectos relacionados con la calidad de vida y con la profilaxis y el tratamiento de la enfermedad.

síntomas de la menopausia

¿Qué significa menopausia?

El término menopausia se refiere al periodo que sigue un año después de la fecha de la última menstruación. La posmenopausia describe los años posteriores a ese momento. En promedio, las mujeres tienen su última menstruación a los 51.5 años de edad, pero la menstruación se puede interrumpir por insuficiencia ovárica a cualquier edad. El término insuficiencia ovárica prematura se refiere a la interrupción de la menstruación antes de los 40 años de edad y se acompaña de elevación en las concentraciones de la hormona foliculoestimulante (FSH, follicle-stimulating hormone)

Los términos antiguos perimenopausia o climaterio se refieren en general al periodo en el cual transcurren los últimos años de vida fértil, casi siempre a finales de los 40 y principios de los 50 años de edad. De manera característica, comienza con ciclos menstruales irregulares y se extiende hasta un año después que se interrumpe de manera permanente la menstruación. El término más correcto para referirse a esa etapa es transición menopáusica. Esta última tiene una duración de cuatro a siete años y la edad promedio de inicio es a los 47 años y con ellos los síntomas de la menopausia

Al principio de la transición menopáusica (estadio –2), los ciclos menstruales de la mujer permanecen regulares, pero el intervalo entre los ciclos varía siete días o más. De forma típica, los ciclos se acortan. Si se compara con mujeres más jóvenes, la concentración de FSH se eleva y la de estrógenos aumenta al inicio de la fase folicular. Durante esta transición, algunos ciclos ovulatorios normales se intercalan con ciclos anovulatorios y puede haber concepción inesperada.

La transición menopáusica tardía (estadio –1) se caracteriza por la falta de dos o más menstruaciones y por lo menos de un periodo intermenstrual de 60 días o más por lapsos cada vez más largos de anovulación. Hoy día, tales definiciones son la mejor descripción del tránsito de la mujer a través de la menopausia, pero ciertamente se podrán modificar en el futuro.

Síntomas de la menopausia frecuentes

La transición entre ciclos ovulatorios y menopausia suele comenzar a finales de los 40 años y al principio de la transición menopáusica (estadio –2). Las concentraciones de FSH se incrementan levemente y ocasionan una respuesta folicular ovárica aumentada. Esto genera concentraciones elevadas de estrógenos de manera global. En los síntomas de la menopausia tardía, las mujeres presentan foliculogénesis alterada y una incidencia aumentada de anovulación comparada con aquellas en edad reproductiva media. También, durante esta etapa, los folículos ováricos presentan una tasa acelerada de pérdida hasta que por último se agota el suministro de folículos.

  • Trastornos menstruales

El sangrado uterino anormal es común durante la transición menopáusica. Sin embargo, en todas las pacientes, sin importar el estado menopáusico, se debe buscar la causa de cualquier hemorragia anormal. La causa más común de hemorragia anormal durante la transición es la anovulación, si bien se debe descartar la posibilidad de hiperplasia endometrial y carcinoma, neoplasias dependientes de estrógenos, como pólipos endometriales y leiomiomas uterinos y embarazo.

En mujeres en la transición menopáusica asi como los síntomas de la menopausia, con hemorragia uterina anormal, es necesario sospechar cáncer endometrial. La frecuencia global de este trastorno es de 0.1% de mujeres en este grupo de edad por año, pero en aquellas con hemorragia uterina anormal, el riesgo aumenta a 10%. Los precursores malignos de cáncer endometrial, como la hiperplasia endometrial compleja, son más habituales durante la transición menopáusica. La hiperplasia y la neoplasia endometriales se diagnostican de modo tradicional por valoraciones histológicas de muestras endometriales. Por consiguiente, el muestreo del endometrio es parte importante de la valoración de la hemorragia anormal.

  • Fecundidad posible

A finales del decenio de los 40 años de edad, muchas mujeres no se consideran a sí mismas fértiles. Como consecuencia, muchas dejarán de utilizar anticoncepción, pero tendrán ciclos ovulatorios ocasionales. De todos los embarazos que ocurren en este grupo de edad y en mujeres ≥40 años de vida, más de 33% no es planeado. De manera importante, el embarazo con edad materna avanzada conlleva un riesgo aumentado de morbilidad y mortalidad relacionadas con el embarazo. Deben de considerarse varios puntos al seleccionar la anticoncepción adecuada para estas mujeres.

  • Infecundidad

La concepción puede ser difícil para las mujeres que entran en la transición menopáusica. Para las que desean el embarazo, la valoración de la fertilidad con frecuencia es apresurada.. La edad materna avanzada durante el embarazo se asocia con riesgos aumentados.

Entre otros, éstos incluyen aborto, alteraciones cromosómicas, parto por cesárea, diabetes gestacional, hipertensión inducida por el embarazo y mortinatos. Como consecuencia, las mujeres que desean concebir se benefician de la asesoría sobre estos riesgos.

  • Cambios en al termorregulación central

De los muchos síntomas de la menopausia que pueden afectar la calidad de vida, los más comunes son los síntomas relacionados con la termorregulación. Estos síntomas vasomotores pueden ser descritos como bochornos, sofocos y diaforesis nocturna. Los bochornos empiezan alrededor de dos años antes de la fecha de última menstruación y 85% de las mujeres que los experimenta sigue padeciéndolos durante más de un año. De hecho, entre 25 y 50% manifestó bochornos durante cinco años y 15% durante >15 años. Los estudios longitudinales han mostrado que los bochornos están vinculados con bajos niveles de ejercicio, tabaquismo, altas concentraciones de FSH y bajas concentraciones de estradiol, aumento de la masa corporal, grupo étnico, estado socieconómico y antecedente de trastorno disfórico premenstrualcomo se que tengo la menopausia

  • Sudoración Y Bochornos

Los cambios termorreguladores y cardiovasculares que acompañan al bochorno se han estudiado bien. Cada bochorno tiene una duración de 1 a 5 min y la temperatura de la piel se eleva por vasodilatación periférica. Este cambio es más acentuado en los dedos de las manos y los pies, donde la temperatura se incrementa 10 a 15°C. La mayoría de las mujeres percibe una onda repentina de calor que se extiende por todo el cuerpo, en especial en la parte superior y la cara.

La diaforesis comienza principalmente en la parte superior del cuerpo y corresponde al momento en que aumenta la conductancia cutánea  ésta se observa en 90% de los bochornos. Los bochornos se acompañan también de elevación de la presión sistólica tanto durante la vigilia como durante el sueño. Además, la frecuencia cardiaca aumenta entre 7 y 15 latidos por minuto más o menos al mismo tiempo que la vasodilatación periférica y la diaforesis. Tanto la frecuencia cardiaca como el riego cutáneo alcanzan su punto máximo en los primeros 3 min de iniciado el bochorno.

Al mismo tiempo que se incrementan la diaforesis y la vasodilatación periférica, lo hace el metabolismo de forma considerable. En ocasiones, también se observan palpitaciones, ansiedad, irritabilidad y pánico. Entre 5 y 9 min después de iniciado el bochorno, la temperatura central desciende de 0.1 a 0.9°C gracias a que se pierde calor con la transpiración y la vasodilatación periférica. Si la pérdida de calor y la diaforesis son considerables, las mujeres sienten escalofríos. La temperatura de la piel se normaliza de forma gradual, pero algunas veces tarda 30 min o más.

Sueño deficiente y fatiga

Las mujeres con bochornos a menudo se quejan de sueño deficiente.

Algunas se despiertan varias veces durante la noche empapadas en sudor. Este trastorno provoca fatiga, irritabilidad, síntomas depresivos, disfunción cognitiva y deterioro del funcionamiento diario.

Muchas mujeres presentan sensaciones prolongadas de fatiga, agotamiento y falta de energía durante la transición menopáusica.

La fatiga quizás es resultado de la diaforesis nocturna y el sueño deficiente, pero también existe la posibilidad de que sea un factor de riesgo independiente que aún se debe identificar. Durante la transición menopáusica es de gran utilidad proporcionar información apropiada

  • Coagulación 

Se sabe que el envejecimiento se acompaña de diversos cambios en los parámetros de la coagulación. El fi brinógeno, el inhibidor 1 del activador del plasminógeno y el factor VII aumentan, lo cual genera un estado relativamente hipercoagulable. Se cree que esto contribuye a incrementar las enfermedades tanto cardiovasculares como vasculares cerebrales en las ancianas.

  • Aumento de peso y distribución de grasa

Durante la transición menopáusica, los síntomas de la menopausia muchas mujeres se quejan de aumento de peso. Con la edad, el metabolismo de la mujer es más lento, lo cual reduce sus necesidades calóricas. Si no se modifican los hábitos de alimentación y ejercicio, hay aumento de peso. El incremento de peso durante este periodo se acompaña de depósito de grasa en el abdomen; esto aumenta la probabilidad. El incremento de peso durante este periodo se acompaña de depósito de grasa en el abdomen; esto aumenta la probabilidad de resistencia insulínica, diabetes mellitus y cardiopatía

  • Cambios en la piel

Algunos de los cambios en la piel que aparecen durante la transición menopáusica y es otros de los síntomas de la menopausia son hiperpigmentación (manchas de la edad), arrugas y prurito, que son causados en parte por envejecimiento de la piel, generado por los efectos sinérgicos de la degeneración intrínseca y el fotoenvejecimiento. Además, se cree que el envejecimiento hormonal de la piel provoca diversos cambios dérmicos. Éstos comprenden un espesor reducido por el menor contenido de colágena, disminución en la secreción de las glándulas sebáceas, pérdida de la elasticidad, menor riego y cambios epidérmicos. La repercusión de la deficiencia hormonal sobre el envejecimiento cutáneo se ha estudiado ampliamente, pero es difícil distinguir entre los efectos del envejecimiento intrínseco, el fotoenvejecimiento y otras agresiones ambientales.

Lee sobre: ¿Por qué se Produce el Acne Vulgaris? Tipos mas Frecuentes

  • Cambios dentales

Conforme los estrógenos descienden al final de la transición menopáusica, aparecen diversos problemas dentales. El epitelio bucalse atrofia por ausencia de estrógenos, provocando reducción de la saliva y la sensibilidad. Algunas veces aparece también un mal sabor de boca, mayor frecuencia de caries y pérdida dental.

  • Cambios mamarios

La mama cambia durante la menopausia principalmente por la supresión hormonal. En las premenopáusicas, los estrógenos y la progesterona ejercen efectos proliferativos sobre las estructuras ductales y glandulares, respectivamente. Durante la menopausia, la supresión de estrógenos y progesterona origina una reducción relativa de la proliferación mamaria; en la mamografía, se observa disminución del volumen y en porcentaje de tejido denso y estas áreas son sustituidas por tejido adiposo.

  • Otros síntomas de la menopausia

Cambios en los patrones menstruales

  • Los ciclos cortos son típicos (de 2 a 7 días)
  • Es posible observar ciclos largos
  • Hemorragia irregular (mayor, menor, manchado)

Síntomas vasomotores

  • Bochornos
  • Diaforesis n octurna
  • Trastornos del sueño

Trastornos psicológicos y mentales

  • Síndrome premenstrual acentuado
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Cambios emocionales
  • Falta de concentración
  • Memoria deficiente

Disfunción sexual

  • Resequedad vaginal
  • Disminución de la libido
  • Dispareunia

Síntomas somáticos

  • Cefalea
  • Mareos
  • Palpitaciones
  • Dolor y crecimiento mamario
  • Artralgia y lumbalgia

Otros síntomas

  • Incontinencia urinaria
  • Piel seca y pruriginosa
  • Aumento de peso

Porque leíste nuestra nota te recomendamos:Sintomas Frecuentes de Alteraciones de la Menstruación

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.