Shock anafiláctico, síntomas y tratamiento.

El shock anafiláctico o Las reacciones alérgicas que amenazan la vida del paciente se puedes presentar en el consultorio odontológico no solo por la aplicación de una inyección de un anestésico local, sino también por la administración de algún otro medicamento, en especial por antibióticos. La causa de un shock anafiláctico o de un accidente alérgico es la reacción antígeno anticuerpo entre un antígeno administrado (medicamento) y los anticuerpos elaborados por el organismo. Esta reacción libera histamina, la cual desencadena las reacciones de tipo alérgico. La formación del anticuerpo se presenta en pacientes después de haber sido sensibilizados por un antígeno. Para desencadenar un shock anafiláctico o un ataque alérgico basta solamente con la administración de pequeñísimas cantidades de antígenos.

Sintomatología del shock anafiláctico.

La sintomatología de un shock anafiláctico o de un suceso alérgico no es uniforme ni constantes; se pueden presentar ataques súbitos que hagan peligrar la vida del paciente o simplemente manifestarse con cuadros más o menos solapados.

Síntomas y la gravedad del shock anafiláctico:

  • Grado I: bruscamente el paciente siente prurito en las palmas de las manos, punta de la nariz y labios o en otros sitios, presentándose en la piel un exantema eritematoso. Más adelante aparece el exantema urticarial, caracterizando por la aparición de pápulas edematosas en la piel, de color blanco hasta rojizo, con sensación de prurito y calor, generalmente al nivel del cuello y del pecho. El paciente se torna intranquilo y nervioso.
  • Grado II: urticaria generalizada e intensa, pudiendo aparecer también edemas en diferentes partes del cuerpo. La tensión arterial desciende, hay taquicardia y disritias, el paciente se queja de malestares y desfallecimiento, náuseas y hasta vómitos con dolores abdominales
  • Grado III: el edema de quincke, aumenta bruscamente, manifestándose con un edema circunscrito a determinada región cutánea, muchas veces en la cara, siento su localización en la lengua, epiglotis y laringe en general un suceso de suma gravedad por el estrechamiento de las vías respiratorias superiores. En estos últimos casos se presenta una disnea inspiratoria, con sensación de cuerpo extraño en la garganta y dificultad para deglutir. Este edema se caracteriza también por la modificación de la voz hacia un tono metálico, por afectación de las cuerdas vocales. La tensión arterial baja aún más, el pulso rápido se hace débil, poco perceptible, el malestar del paciente se hace más extenso y comienza a perder el sentido.

En ocasiones se puede presentar un asma como una manifestación alérgica aislada en este caso se presenta una disnea expiratoria.

  • Grado IV: corresponde al llamado shock anafiláctico que es la forma masiva y peligrosa de estas reacciones. El paciente esta cianótico débil, semi inconsciente, presentándose una insuficiencia respiratoria aguda tónica por perdida de plasma que se desplaza a los tejidos vecinos y por desangrado, en la microcirculación (por vasodilatación periférica). El edema de la epiglotis es intenso por lo que el paciente apenas puede inspirar. Las alas nasales se ensanchan, a nivel del cuello se nota la fuerza de succión que este hace con inspirar y al mismo tiempo el asma bronquial se hace intenso, hay vómitos y diarreas. El pulso se acelera haciéndose superficial e irregular y la presión arterial baja rápidamente. Se produce una centralización de la circulación (estancamiento sanguíneo central a nivel del tronco), hipovolemia a causa de la perdida de plasma, al formarse múltiples edemas uricariales. En la fase final de este cuadro el paciente cae en inconsciencia provocándose un paro respiratorio y cardiaco.

Tratamiento para el shock anafiláctico.

Por el hecho que la primera fase de la enfermedad cuando solo se presenta una urticaria aislada o un edema, sin obstrucción de las vías respiratorias puede ser el pródromo de un suceso sumamente grave la medicación indicada debe ser dirigida en tal sentido como si se tratara de un cuadro severo de shock anafiláctico, a pesar de que este cuadro es poco frecuente. Con más razón si se toma en cuenta que al caer este accidente por una fase grave, su tratamiento no tiene siempre un buen pronóstico. Por ello la administración de antihistamínicos y corticosteroides cuye efecto es relativamente lento solo se indican como medicación de apoyo segundario. Sin embargo, hay que hacer notar que la aplicación de las medidas de urgencia aquí recomendadas, aplicadas inicialmente en cualquier proceso alérgico no es la medición de rutina en paciente atópicos y en aquellos que sufren de sucesos anafilácticos ante antígenos por ellos conocidos.

Específicamente nos referimos a un accidente de esta índole que se puede presentar bruscamente en un consultorio odontológico.

Basados en el conocimiento antes explicado, se recomienda el siguiente procedimiento:

Al presentarse los primeros síntomas que pasen más allá se pruritos o una leve rubicundez facial o de cuello se inyecta lentamente con una jeringa de las usadas para la administración de insulina, 0,3 a 0,5 ml de adrenalina por vía sub cutánea, y se inyecta por vía intramuscular o mejor por vía intravenosa, un corticosteroide. Si no hay respuestas inmediatas a los 20 minutos se administra la adrenalina, pudiéndose aplicar una tercera vez la misma dosis. Para forzar la reacción antialérgica se indica además una solución de calcio por vía oral, y se inyecta por vía intramuscular profunda un antihistamínico.

Si se agrava el cuadro y se presenta un shock anafiláctico, colapso circulatorio, semiinconsciencia, grandes edemas y principalmente dificultades respiratorias, se administra oxígeno puro inhalado (4 a 5 litros por minuto) y se pide de urgencia una asistencia médica, debiéndose tomar una vena para administrar solución de Ringer gota a gota (25 gotas por minuto). En casos muy graves o de rápida evolución se inyecta por vía intravenosa (a través de la conexión para la venoclisis) 500mg de hidrocortisona, dosis que se repite cada 6 horas. Muy útil en un caso de mucha urgencia es la administración sublingual de 0,5 de adrenalina.

Es muy importante no olvidar que un shock anafiláctico puede presentarse tardíamente, hasta 12 a 24 horas después de haber introducido el antígeno en el cuerpo del paciente, por lo que es posible que posterior a un cuadro leve, transcurridas unas horas, reincida el cuadro con manifestaciones alarmantes. Por esta razón es conveniente que aunque el paciente haya tenido un cuadro alérgico leve continúe el uso de los antihistamínicos.

El shock anafiláctico se presenta rara vez con asfixia y paro respiratorio. La obstrucción de la laringe suele ser parcial permitiendo generalmente el paso de suficiente cantidad de oxigeno.

Todo paciente que haya sufrido en el consultorio odontológico una reacción alérgica aguda o un shock anafiláctico debe ser remitido inmediatamente a un especialista, después de haber sido inducida la terapia de emergencia, si se produce el shock anafiláctico debe ser atendido con urgencia y enviado a terapia intensiva.

Profilaxis:

La reacción alérgica o shock anafiláctico por la aplicación o inyección de medicamentos es algo muy común, es uno de los accidentes mas graves que se puede presentar en el consultorio odontológico. Por esta razón el odontólogo debe tomar las medidas preventivas necesarias para evitar estas complicaciones. Una profilaxis de estas reacciones solo se obtiene si se ha aplicado una correcta anamnesia. Si la historia del paciente indica enfermedades alérgicas, o si refiere ser hipersensible a algún medicamento, no se debe aplicar la anestesia sin haber realizado previamente una prueba. Esto debe ser practicado por un especialista de la materia y en caso de que si presente sensibilidad la intervención debe ser bajo anestesia general. En caso de emergencia si el odontólogo tiene que intervenir rápidamente, puede hacer personalemente la prueba de alergia por medio de la inyección intracutanea de una minima cantidad de anestésico que va a utilizar.

Te invito a leer mas sobre: accidentes durante la practica odontológica.

 

Incoming search terms:

  • el shock anafilactico enfermedad o accidente
  • shock anafiláctico tratamiento
  • tratamiento shock anafiláctico

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.