La neumonía adquirida en la comunidad es una de las causas más frecuente de infecciones que invaden a nuestro organismo, ya que su contagio y transmisibilidad son de rápida instalación en el sistema respiratorio. Su evolución y complicaciones son devastadoras para nuestro cuerpo, y si no es tratada a tiempo pudiera perjudicarnos la vida. A continuación te estaremos informando sobre que es la Neumonía Adquirida en la Comunidad, cuáles son sus principales formas de contagio y transmisibilidad, que signos y síntomas pudiéramos presentar, como se instala la infección en nuestro sistema respiratorio, cuáles son sus principales complicaciones y que actitud debe tener el personal médico y los pacientes ante una infección respiratoria como la neumonía.

¿Qué es la Neumonía?

La neumonía es una infección del parénquima pulmonar caracterizada por un acumulo de líquido y pus en el espacio alveolar (espacio donde ocurre el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono), que normalmente es un espacio ocupado por solo aire, lo que es el resultado de procesos inflamatorios que ocurren en el parénquima como mecanismo de defensa del organismo ante el agente extraño desencadenante de la infección.

¿Qué es el parénquima pulmonar? El parénquima pulmonar es el espacio anatómico responsable del intercambio gaseoso (de oxígeno y dióxido de carbono), conformado por, las células alveolares y las células de los bronquiolos respiratorios.

Por lo tanto denominamos Neumonía Adquirida en la Comunidad a la infección que afecta en general a la población, denominada también “extrahospitalaria”, para diferenciarla así de las neumonías que aparecen dentro de los centros asistenciales de salud (Intrahospitalarias) que presentan un peor pronóstico. Y a diferencia de la neumonia intrahospitalaria, la neumonía extrahospitalaria es un proceso infeccioso que afecta a cualquier tipo de persona y es causada por diferentes tipos de microorganismos.

Neumonia 1

Prevalencia e Incidencia

La incidencia de la neumonía extrahospitalaria es difícil de precisar ya que hoy en día, existen casos que no llegan a ser diagnosticados y pasan desapercibidos, pero se tiene que anualmente oscila entre 1,6 y 13,4 casos por cada 1000 habitantes. Es la infección que con mayor frecuencia justifica el ingreso de un paciente en el hospital. Con tasas menores del 2% en pacientes tratados ambulatoriamente, y un 14% de los enfermos ingresados en el hospital. Pero en términos generales se tiene que se hospitaliza el 40% de los casos con neumonía extrahospitalaria. La Neumonía Adquirida en la Comunidad denominada como la causa más frecuente de infección, no tiene discriminación de sexo ni edad, esa una enfermedad que puede afectar a cual tipo de persona en cualquier etapa de su vida.

¿Cómo ocurre la infección de los microorganismos?

Para que ocurra una colonización significativa de un microorganismo patógeno en el sistema respiratorio, este debe superar las barreras mecánicas de las vías aéreas, estas barreras son:

  1. Las Vibrisas, que son las vellosidades que encontramos en el epitelio nasal, y se encargan de filtrar el aire inspirado de cualquier partícula proveniente del mismo.
  1. Los Cornetes, que son los encargados de generar turbulencia en el aire inspirado, para que este pueda chocar contra las paredes de la mucosa respiratoria y así poder quedar atrapado en ella las partículas extrañas inspiradas.
  1. Las microvellosidades presentes en todas las vías aéreas del aparato respiratorio, que después de filtrar el aire inspirado, ejercen movimientos constantemente hacia arriba para arrastrar el moco que aloja partículas extrañas, para expulsarlo a través de la tos o ser deglutidos hacia el estómago y así eliminarlos del organismo.
  1. El reflejo tusígeno y nauseoso, que ocurre gracias a la gran sensibilidad que presentan las vías respiratorias a partículas de gran tamaño.
  1. La flora normal de la mucosa respiratoria en condiciones normales, aloja a bacterias que se encuentran atenuadas por el mecanismo de defensa del organismo, y por condiciones de la misma bacteria. Estas impiden en cierto modo la adherencia de otros microorganismos inspirados por las vías aéreas respiratorias.

Una vez que estas barreras mecánicas sean superadas (bien sea por gran número de bacterias que hayan ingresado o por presentar la pequeñez necesaria para atravesar todas estas barreras)  solo queda un último mecanismo de defensa, las células del sistema inmune del organismo (los macrófagos) encontrados en el espacio alveolar, encargados de fagocitar (mecanismo de eliminación) a bacterias y otros microorganismo que ingresen a los alveolos. Al perder la capacidad fagocitica estos macrófagos por la alta virulencia de los microorganismo, se produce un estallido de los macrófagos, por lo tanto se rompen y liberan enzimas y proteínas activadoras del proceso inflamatorio, también se activa la proliferación de más células defensoras, lo que ocasiona el infiltrado de pus en el espacio alveolar, y es cuando ya se ha instalado la infección. Por lo tanto la neumonía es la consecuencia de la proliferación de microorganismo a nivel alveolar y la respuesta contra ellos desencadenada por el hospedador.

Microorganismos Patógenos

Los microorganismos causales de la Neumonía Adquirida en la Comunidad incluyen bacterias, virus hongos y protozoos.

Los microorganismos identificados recientemente son:

  • Virus Hanta.
  • Metaneumovirus.
  • Coronavirus.
  • Staphylococcus Aureus resistentes a la meticilina.

Los microorganismos típicos:

  • Streptococcus Neumoniae.
  • Haemophilus Influenzae.
  • Staphylococcus Aureus.
  • Klebsiella Neumoniae.
  • Pseudomona Aeruginosa.

Los microorganismos atípicos:

  • Mycoplasma Neumoniae.
  • Chlamydophila Neumoniae.
  • Especies de legionella.
  • Virus neumotropicos.

En los últimos 10 a 20 años, se ha observado que anteriormente los microorganismo causantes de la neumonía intrahospitalaria, son los causantes de las Neumonías Adquiridas en la Comunidad. Las causas de esta evolución han sido, el uso indiscriminado de antibioticoterapia por parte de los pacientes sin prescripción médica, lo que ha ocasionado la resistencia a múltiples antibióticos por parte de las bacterias; la transferencia más temprana de individuos desde hospitales de cuidados intensivos a su hogar o diversas instalaciones con atención menos intensiva y el envejecimiento general de la población y terapias inmunomoduladoras más extensas.

Neumonia 2

¿Cómo estos microorganismos son capaces de ingresar en nuestro cuerpo?

Los microorganismos pueden llegar a colonizar las vías respiratorias de diferentes formas, pero las más frecuentes son:

1) Aspiración desde la orofaringe (la porción media de la faringe) es la más frecuente. Durante el sueño las personas aspiran con frecuencia pequeños volúmenes de material faríngeo (especialmente en las personas ancianas y en personas con déficit mental).

2) Por inhalación de gotitas contaminadas, provenientes del estornudo de una persona infectada.

3) Y por último, por diseminación Hematógena (proveniente de la sangre).

Si tenemos bacterias en condiciones normales en las vías respiratorias, ¿estas no pueden ser causa de Neumonía?

Las bacterias que con mayor frecuencia encontramos en la microflora normal de la mucosa respiratoria son el streptococcus neumoniae y el staphilococcus aureus, las cuales son bacterias que se encuentran en un número muy bajo para una replicación significativa, y lo más importante, se encuentran desencapsuladas, ya que la capsula (estructura celular que rodea a la pared celular de la bacteria) representa el estado de virulencia de la bacteria, al tener propiedades antifagociticas, que impiden su eliminación por parte de los macrófagos alveolares.

La manera en que estas bacterias desencadenen un proceso infeccioso, puede ser cuando por ejemplo, por resfriados o por infecciones virales decaigan nuestras defensas, y aumente así la replicación de estas bacterianas, encapsulándose y produciendo la infección.

Signos y síntomas

– Se caracteriza por la presencia de fiebre, afección del estado general y cualquier combinación de síntomas atribuibles al aparato respiratorio, tales como tos, expectoración, disnea, dolor torácico y hemoptisis (tos con sangre). En los ancianos, los síntomas iniciales son a menudo un cuadro de disminución del nivel de conciencia o la descompensación de una enfermedad crónica preestablecida. En general, suelen tener un cuadro clínico menos evidente que en los pacientes más jóvenes, lo que no debe interpretarse como expresión de una menor gravedad de la neumonía.

– Los signos más frecuentes son taquipnea (aumento significativo de las respiraciones por minuto), taquicardia (aumento significativo de los latidos cardiacos por minuto) e hipertermia. A la auscultación pulmonar podemos escuchar crepitantes, bulosos, entre otros ruidos anómalos, y matidez a la percusión.

Métodos Diagnósticos

Toda condensación radiológica de reciente aparición, acompañada de fiebre de menos de 1 semana de evolución, debe considerarse y tratarse como una neumonía mientras no se demuestre lo contrario. Sin embargo, el diagnostico de neumonía no siempre es fácil. Existen otras enfermedades respiratorias que cursan con fiebre e infiltrados pulmonares y que deben descartarse, especialmente si el cuadro clínico es de más de una semana. También debe tomarse en cuenta la sintomatología del paciente antes mencionado, las cuales ayudan significativamente al diagnóstico junto con los signos radiológicos.

Patrones radiológicos más importantes y de mayor frecuencia

Patrón Alveolar: Caracterizado por un reemplazo del aire alveolar, por líquido y pus. En la radiografía de tórax se observan opacidades parciales o totales del pulmón, y se asemejan especies de algodones vistos en la radiografía.

Neumonia 4

Patrón Intersticial: Se produce por un acumulo o infiltración de uno o varios compartimientos del intersticio, por líquido, pus e infiltración de células inflamatorias. Y a diferencia del patrón alveolar, las opacidades son lineales o en forma de red, por ello también es llamado patrón redticular.

Neumonia 5

Pronostico

Aunque la mayor parte de los pacientes recuperan su actividad normal en 1 semana siempre y cuando sigan el tratamiento antibiótico indicado por el médico tratante del caso, la mortalidad global de los pacientes con Neumonía Adquirida en la Comunidad que requieren ingreso en el hospital se estima en torno al 10%-15%. La mortalidad aumenta con el envejecimiento. También se asocia con determinadas enfermedades de larga data, como la diabetes mellitus o las neoplasias, y el deterioro del estado mental. La afección radiológica de más de un lóbulo se asocia con mayor frecuencia a mortalidad.

¿Cuál es el Tratamiento indicado?

El tratamiento debe ser principalmente antibiótico, la elección de dicho medicamento debe hacerse siempre en sospecha de uno o dos microorganismos específicos, para que no ocurra la resistencia bacteriana al tratamiento. Métodos como la tinción de Gram y el cultivo del esputo, ayudan a la identificación del microorganismo infectante, y así poder tomar una correcta conducta de antibioticoterapia para el paciente, que mejore rápidamente la salud  del paciente, matando a las bacterias infectantes.

La mejor actitud que debe tomar el paciente es no automedicarse, y acudir a un centro asistencial de salud, pues esta enfermedad compromete nuestra vida a largo plazo si no la tratamos a tiempo, además de podernos costar hasta la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here