Medicina a Tu alcance

8 Recomendaciones para Prevenir Enfermedades de la Piel

Para realizar un tratamiento correcto de las enfermedades cutáneas se precisa un diagnóstico específico, el conocimiento de las recomendaciones de la enfermedades de la piel te lo explicamos a continuación así como la diferenciación entre lesiones elementales y secundarias. Cuando el diagnóstico no está claro, resulta preferible errar por aplicar un tratamiento poco intenso que otro más potente. Aunque el diagnóstico sea evidente, una dermatitis aguda puede precisar inicialmente un tratamiento suave y poco intenso. Con respecto a los fármacos tópicos, es tan importante el vehículo como el principio activo. Las lesiones exudativas agudas responden mejor a las compresas húmedas, seguido de las lociones o las cremas. Para las lesiones secas, engrosadas y escamosas o cuando se trata una dermatitis de contacto debida a un componente de un tratamiento tópico, se prefiere una base de pomada.

Recomendaciones Generales

En el cuero cabelludo y otras zonas pilosas son más útiles los geles y las soluciones. El lugar donde se encuentran las lesiones tiene mucha importancia, dado que el vehículo más deseable puede no ser estética o funcionalmente apropiado, como una pomada en la cara o las manos.

Las preferencias del paciente también intervienen en la elección del vehículo, ya que cuando el paciente no acepta la medicación no se conseguirá un buen cumplimiento. Se han desarrollado sistemas de dispensación de espumas estéticamente aceptables, pero por el momento sólo se encuentran disponibles para algunos productos.

La mayoría de las lociones son combinaciones de agua y aceite con una consistencia que permite su vertido. Después de que se evapore el agua, la pequeña cantidad de aceite que permanece recubre la piel. Algunas lociones para agitar son suspensiones de agua y un polvo insoluble; según se evapora el agua y enfría la piel, ésta se cubre de una delgada película de polvo.

También deberías leer este tema: Fotosensibilidad en la piel y sus consecuencias 

Las cremas son emulsiones de aceite y agua viscosas que no se pueden verter (tienen más aceite que las lociones). Las pomadas contienen aceite y una pequeña cantidad de agua o carecen de ella; el tacto es graso, lubrican la piel seca, atrapan el agua y pueden ser oclusivas. Las pomadas sin agua no suelen precisar conservantes, dado que los microorganismos requieren agua para sobrevivir. El tratamiento de las enfermedades de la piel debe ser lo más sencillo posible y se han de aportar instrucciones por escrito sobre la frecuencia y la duración de la aplicación.

Como prevenir las enfermedades cutáneas

Apósitos húmedos

Los apósitos húmedos enfrían y secan la piel por la evaporación y la limpian al eliminar las costras y los exudados que producen mayor irritación si permanecen sobre la piel. Estos apósitos disminuyen el prurito, la sensación de quemazón y los hormigueos, y están indicados en las dermatitis húmedas o exudativas acompañadas de inflamación aguda. Aunque a la solución se pueden añadir varias sustancias astringentes y antisépticas, las compresas con agua corriente, fría o tibia, son igual de eficaces.enfermedades de la piel y consejos

Filtros solares

Los filtros solares son de 2 tipos: 1) los que absorben todas las longitudes de onda del espectro UV y visible, como el óxido de zinc y el dióxido de titanio y 2) un grupo heterogéneo de productos químicos que absorben selectivamente energía de varias longitudes de onda en el espectro ultravioleta. Algunos filtros permiten el bronceado sin quemaduras; otros evitan ambas cosas.

Además del espectro de radiación del que protegen, hay que considerar otros factores, como la aceptación estética, el potencial sensibilizante, la retención en la piel durante el baño o la sudoración, la frecuencia de aplicación requerida y el precio. Aunque los filtros solares protegen contra la radiación y disminuyen el desarrollo de nevos, aportan una protección incompleta frente a toda la radiación ultravioleta perjudicial ocasionando enfermedades de la piel.

Aceites de baños, coloidales y jabones

Los aceites de baño ofrecen pocas ventajas en el tratamiento de las enfermedades de la piel. Aportan un efecto hidratante escaso y aumentan el riesgo de lesiones durante el baño. El aceite de baño puede lubricar la superficie de la bañera y hacer que un adulto o niño se caiga al introducirse en ella. Se pueden prescribir soluciones de baño con alquitrán, que pueden ser útiles para la psoriasis y la dermatitis atópica.

Los coloides, como los polvos de almidón o la avena coloidal, ejercen un efecto calmante y antipruriginoso en algunos casos cuando se añaden al agua del baño. Los aceites de avena contienen aceite mineral y derivados de lanolina que hidratan la piel cuando está seca. También pueden lubricar la superficie de la bañera.

Los jabones de baño habituales pueden resultar irritantes y secar la piel cuando el paciente tiene enfermedades de la piel seca o dermatitis. Los jabones sintéticos son mucho menos irritantes. Cuando la piel presenta una inflamación aguda se recomienda no utilizar jabón. En algunos casos, los limpiadores sin lípidos que contienen alcohol cetílico se consideran calmantes.

Lubricantes

Los lubricantes, en forma de loción, crema y pomada, se pueden emplear como emolientes para el tratamiento de las enfermedades de la piel seca y como vehículo de productos tópicos como corticoides y queratolíticos.

En general, las pomadas son los emolientes más eficaces. Hay numerosos preparados comerciales además de los productos habituales, como vaselina, crema fría, crema de lanolina y pomada hidrófila. Algunas personas no toleran las pomadas, mientras que otras están sensibilizadas frente a algunos componentes del lubricante; algunos de los conservantes que se utilizan en las cremas (sobre todo parabenos) son sensibilizantes.

Estos preparados se pueden utilizar varias veces al día si es preciso. Su efecto máximo se logra cuando se aplican inmediatamente en la piel húmeda tras un baño o ducha. Las lociones que contienen mentol y alcanfor en un vehículo emoliente pueden emplearse para controlar el prurito y la sequedad.

Champús

Existen algunos champús especiales que contienen azufre, ácido salicílico, zinc y sulfuro de selenio, que resultan útiles para los trastornos descamativos del cuero cabelludo. La mayoría de los champús también contienen productos tensioactivos y detergentes. Los que llevan alquitrán son útiles para la psoriasis y la dermatitis seborreica y otras diversas enfermedades de la pielenfermedades de la piel causas

Los champús se deben utilizar tan a menudo como sea necesario para controlar la descamación. Se ha de explicar al paciente que tiene que dejar la espuma del champú en contacto con el cuero cabelludo durante 5-10 minutos.

Lociones para agitar

Estas lociones resultan útiles como antipruriginosos; contienen una suspensión de polvo en un vehículo líquido. Para lubricar se puede agregar un aceite dispersable en agua. Estas preparaciones pueden ser eficaces en las dermatitis exudativas combinadas con apósitos húmedos. A medida que se evapora la loción, se produce enfriamiento y los polvos depositados sobre la piel absorben la humedad.

Conoce sobre Lesiones de la piel y su 5 causas mas comunes

Polvos

Los polvos son higroscópicos y actúan como productos absorbentes en zonas con exceso de humedad. Cuando están secos disminuyen la fricción entre 2 superficies. Son más útiles en las zonas intertriginosas y entre los dedos de los pies, lugares en donde la fricción y el movimiento pueden originar maceración y abrasión. Los polvos gruesos pueden formar una pasta sobre la piel; por tanto, los polvos tienen que ser partículas de pequeño tamaño e inertes, a no ser que se incorpore un principio activo en la formulación.

Pastas

Contienen un polvo fino en un vehículo pomada; en la actualidad no se prescriben con demasiada frecuencia; en determinadas situaciones pueden ser eficaces para proteger una piel vulnerable o dañada. Una pasta densa de óxido de zinc es blanda e inerte y se puede aplicar en la zona de la dermatitis del pañal para evitar una mayor irritación. La pasta de óxido de zinc se aplica en una capa gruesa que recubre completamente la piel y se retira con mayor facilidad con aceites minerales que con agua y jabónenfermedades de la piel desventajas

Toma en cuenta que…

Es importante evitar la exposición al sol durante las horas en las que la radiación es más intensa, como por ejemplo, al mediodía. Las ropas y los sombreros aportan protección adicional frente al sol y así prevenir las enfermedades de la piel.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.