Es reconocido que el practicar algún deporte o hacer ejercicio ayuda a mantener un estilo de vida más saludable, la mujer embarazada no es la excepción, ya que el practicar ejercicios durante el embarazo aporta una gran cantidad de beneficios tanto para la ella como para el feto, siempre y cuando los mismos no estén contraindicados.

Realizar ejercicios durante el embarazo está permitido, con las únicas condiciones de que no sean riesgosos y no requieran de una gran carga física, en el tercer trimestre de gestación se debe tener mayor precaución porque hay más posibilidades de que se produzcan lesiones, pero en líneas generales siempre será beneficioso practicar ejercicios durante el embarazo.

Ejercicios durante el embarazo

Algunos de los beneficios que aportan la ejecución de ejercicios durante el embarazo para la madre son:

  • Mejor función cardiovascular.
  • Menor ganancia de peso y depósito de grasa.
  • Mejor estado físico y mental.
  • Rápida recuperación después del parto.

Ejercicios durante el embarazo y sus efectos:

El practicar ejercicios durante el embarazo, tendrá múltiples efectos en el organismo, tenemos los siguientes:

  • Cardiovascular: Cuando la madre realiza ejercicios, el flujo sanguíneo se va a redistribuir de los órganos internos hacia músculos, pulmones y corazón, para que los mismos reciban un mayor aporte de oxígeno, sin embargo, esto no afecta el aporte de oxígeno al feto excepto cuando se realizan actividades físicas sumamente extenuantes, que pueden entonces provocar problemas en el feto.
  • Neurotransmisores: Al practicar ejercicios, se comienzan a liberar un gran número de neurotransmisores que disminuyen la depresión, haciendo que la persona se sienta mejor, algunos de estos neurotransmisores aumentan la contracción muscular, lo que puede causar actividad uterina, a pesar de esto, no se asocian con el inicio del trabajo de parto, pero en mujeres con riesgo de partos pre-términos se recomiendan realizar ejercicios durante el embarazo más suaves.
  • Temperatura corporal: Al practicar ejercicios intensos, la temperatura corporal se aumenta a 39°C, sucediendo con mayor frecuencia cuando los mismos se ejecutan en ambientes calurosos y húmedos. Se sabe que la temperatura materna determina la fetal, por lo tanto cuando la temperatura materna aumenta, también lo hará la fetal y este es el efecto temido, ya que una hipertermia podría tener efectos teratógenos sobre el feto, pero esto no se asociado excepto en animales de experimentación.

Ejercicios durante el embarazo y sus efectos sobre el feto:

  • Frecuencia cardíaca fetal: Cuando la madre realiza ejercicios durante el embarazo de leve a moderado esfuerzo, no se producen efectos agudos sobre el feto, ya que la frecuencia cardíaca fetal no sufre modificaciones o la misma aumenta entre 10 y 30 latidos por minuto, sin embargo no se ha asociado ningún efecto adverso a esto; por otro lado cuando la madre realiza ejercicios intensos, se produce una bradicardia fetal transitoria, pero sin efectos adversos fetales.
  • Flujo sanguíneo umbilical: El realizar ejercicios durante el embarazo no modifica el índice sistólico/diastólico de la arteria umbilical.
  • Peso al nacer: En aquellas madres que practican ejercicios durante el embarazo, especialmente en los segundo y tercer trimestres se han reportado recién nacidos con aproximadamente 300 gramos menos de peso, sin embargo, no se asocian efectos adversos a esto y probablemente se deba a la disminución de la grasa neonatal.

Efectos del embarazo sobre el ejercicio:

Hay mujeres que tenían una rutina pre-establecida antes de quedar embarazadas, que practicaban ejercicios regularmente y que están adaptadas a esto, sin embargo, durante el embarazo ocurren una serie de cambios físicos que pueden cambiar estos hábitos:

  • Respiración: Para que el bebé reciba el aporte de oxígeno adecuado, la frecuencia respiratoria materna aumenta, lo que a su vez limita el oxígeno disponible para la actividad física, lo que puede producir que la mujer tenga menor resistencia y además sienta que le falta el aliento al practicar ejercicios.
  • Musculatura: Durante la gestación aumenta el tejido mamario y el útero aumenta progresivamente su tamaño, lo que modificará el centro de gravedad materno, favoreciendo así las pérdidas de equilibrio y por tanto caídas y aumento de lesiones, es por este motivo que deben evitarse realizar ejercicios durante el embarazo con riesgos de sufrir caídas, especialmente a partir del tercer trimestre en donde este estado se ve más pronunciado.
  • Metabolismo: En vista de los requerimientos energéticos no sólo de la madre sino del feto, los hidratos de carbono se utilizan más rápidamente, lo que pudiera ocasionar que durante la realización de ejercicios se produzcan crisis de Hipoglicemia.
  • Cardiovascular: Algunas de las modificaciones gravídicas a nivel cardíaco incluyen un aumento de la volemia y de la frecuencia cardíaca, esto para favorecer el trasporte de nutrientes y oxígeno hacia el feto; pero cuando se realizan actividades físicas y las mismas son muy exigentes, el flujo puede verse interrumpido de forma brusca provocando mareos.
  • Distribución del gasto cardíaco: Esto se ve afectado al realizar ejercicios durante el embarazo, ya que el mayor flujo sanguíneo se dirige hacia los músculos que se encuentran trabajando actualmente, lo que disminuye entonces el flujo sanguíneo hacia los órganos abdominales, en donde se incluye el útero, cuanto más intenso el ejercicio, menor es el flujo de sangre hacia el útero.
  • Ganancia de peso durante el embarazo: Es normal que al final de un embarazo la ganancia total de peso haya sido de unos 10-13 kilos, siempre esta ganancia de peso va a ser menor en aquellas mujeres que practican ejercicios a diferencia de las sedentarias, aún así, hay que tener en cuenta que este peso es necesario para un buen desarrollo y crecimiento fetal y que por lo tanto no debe intentar disminuirse con la realización de ejercicios durante el embarazo.

Ejercicios durante el embarazo 3

Contraindicaciones de ejercicios durante el embarazo:

A veces se van a presentar algunos casos en los cuales no deberán practicarse ejercicios durante el embarazo, ya que de hacerlo se ocasionarían efectos indeseados maternos y/o fetales. A continuación se muestran algunas contraindicaciones para realizar ejercicios durante el embarazo:

  • Hipertensión arterial: Las mujeres que desarrollan trastornos hipertensivos durante el embarazo no deben practicar ejercicios porque el estado de toxemia puede verse agravado.
  • Placenta previa o sangrado vaginal: Cuando se presenta placenta previa sintomática, lo recomendable es no practicar ejercicios durante el embarazo.
  • Antecedente de parto pre-término: Cuando la mujer tienen un antecedente de un parto prematuro anterior, lo más recomendable es que sea precavida a la hora de practicar ejercicios durante el embarazo actual, especialmente durante el tercer trimestre, siendo entonces los más recomendados el yoga, la gimnasia y estiramientos suaves.
  • Restricción del crecimiento intrauterino: Se sabe que la base fisiopatológica central de la restricción del crecimiento intrauterino es un bajo aporte de oxígeno que se debe a diversas causas, sin embargo, es recomendable que en estos casos se suspendan los ejercicios durante el embarazo ya que se podría agravar la situación fetal.
  • Embarazo múltiple: Los ejercicios durante el embarazo múltiple no están completamente contraindicados, pero aún así deben realizarse con precaución en vista de los riesgos asociados a estos embarazos, prefiriendo la realización de ejercicios de muy baja intensidad física.
  • Cardiopatías: Porque el ejercicio naturalmente aumenta la frecuencia cardíaca y si ya hay alguna patología de base cardíaca, entonces se podría agravar con la ejecución de ejercicios durante el embarazo.

A pesar de las contraindicaciones previamente descritas para la realización de ejercicios durante el embarazo, hay algunos casos en los cuales no están contraindicados, pero que en caso de que la madre los practique y se presente alguna de las siguientes situaciones deben detenerse inmediatamente:

  • Dolores de cabeza persistentes e intensos.
  • Alteraciones visuales, mareos.
  • Episodios de dolor en el área del corazón o palpitaciones.
  • Debilidad muscular.
  • Disnea (falta de aire).
  • Dolor abdominal intenso.
  • Edema.
  • Inflamación de una vena (flebitis).
  • Lenta recuperación de la frecuencia cardíaca después del ejercicio.
  • Poca ganancia de peso.
  • Pérdida de líquido o sangrado a través de genitales externos.
  • Contracciones persistentes que sugieren parto pre-término.
  • Disminución de los movimientos fetales.

Preguntas frecuentes asociadas a la práctica de ejercicios durante el embarazo:

Hay muchas dudas con respecto a la práctica de ejercicios durante el embarazo, por lo que a continuación mostraré una lista con algunas de las dudas que se presentan con mayor frecuencia y su respectiva respuesta para acabar con los mitos acerca de la realización de ejercicios durante el embarazo.

1.- ¿Durante el embarazo hay mayor probabilidad de lesionarse?

Esto es cierto y ocurre porque algunas modificaciones gravídicas producen un aumento de la laxitud de los ligamentos, lo que los hace más susceptibles a sufrir traumas y esguinces.

2.- ¿Practicar ejercicios durante el embarazo puede comprometer el aporte de oxígeno al feto?

Cuando se realiza ejercicio va a haber redistribución de sangre en el organismo, dirigiéndose una mayor cantidad de la misma hacia los músculos que se estén ejercitando, sin embargo, al practicar ejercicios durante el embarazo no se compromete el aporte adecuado de oxígeno al feto y esto sucede así por las modificaciones gravídicas cardiovasculares.

3.- ¿Realizar ejercicios durante el embarazo puede afectar el desarrollo fetal?

Esto es falso, ya que a través de distintos estudios se ha demostrado que si una mujer bien alimentada y que practique ejercicios durante el embarazo, siempre y cuando los mismos sean seguros, no afectan de ninguna manera el crecimiento ni el desarrollo fetal.

4.- ¿Es probable que el ejercicio físico provoque un aumento peligroso de la temperatura?

Practicar ejercicios provoca un aumento de la temperatura corporal central, sin embargo, las mujeres que los han practicado previamente son capaces de regular correctamente su temperatura, aún así se recomienda para prevenir aumentos peligrosos de temperatura durante la realización de ejercicios durante el embarazo:

  • Mantenerse hidratada.
  • Usar ropa holgada y cómoda que permita una adecuada transpiración.
  • Realizarlos en lugares donde la temperatura y la humedad no sean elevadas.

5.- ¿Pueden los ejercicios durante el embarazo favorecer la aparición de contracciones uterinas?

Teóricamente esto es cierto, ya que hacer ejercicios durante el embarazo aumenta la producción de varias hormonas, entre las cuales se encuentra la noradrenalina, la cual es capaz de estimular el útero, sin embargo, se han realizado diversos estudios y no se ha demostrado que la realización de ejercicios durante el embarazo estimule la actividad uterina.

6.- ¿Cuál deporte es mejor practicar?

Los ejercicios recomendados durante el embarazo son caminar, natación, bicicleta estática y el yoga, siempre deben evitarse los deportes que incluyan contacto por el riesgo de traumatismos y aquellos donde haya alto riesgo de caídas o de lesiones (fútbol, deportes de combates).

Ejercicios durante el embarazo 2

7.- ¿Qué intensidad deben tener los ejercicios durante el embarazo?

Realmente, no hay una intensidad límite pre-establecida, esto debido a las múltiples modificaciones gravídicas que ocurren durante este período, por lo que se puede aplicar fácilmente el “test de hablar”, el cual consiste en que si la mujer que está realizando la actividad física no puede hablar correctamente, entonces debe bajar la intensidad de la actividad física que está ejecutando.

En la actualidad la práctica de ejercicios es un tema popular, no sólo por el hecho de que otorga un mejor estado de salud para la persona que lo realiza, sino que ayuda a mantener una figura digna de admiración, es decir, concerniente al aspecto estético, pero el realizar ejercicios durante el embarazo no sirve sólo para esto, sino que como se mencionó anteriormente tiene muchos efectos beneficiosos para la madre y el feto.

Hay muchas mujeres que antes de estar embarazadas ya practicaban con regularidad algún ejercicio o deporte, para estas es importante decirles que después del parto deben esperar a tener una recuperación apropiada y luego comenzar a realizar su rutina de forma progresiva hasta alcanzar el ritmo previo al embarazo y no comenzar de una vez con cargas físicas muy elevadas, ya que esto podría ocasionar efectos adversos puerperales.

Siempre es importante que antes de comenzar a realizar ejercicios durante el embarazo, lo consultes con tu médico tratante, ya que él te aconsejará cuáles son los ejercicios ideales para practicar y específicamente cuál será más beneficioso para ti y si presentas algún tipo de efecto no deseado cundo los estés realizando, entonces no lo hagas más y acude con tu médico inmediatamente.

Incoming search terms:

  • durante que tiempo del embarazo se debe realizar el scand fetal?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here