Desnutrición Infantil ¿Por que se Produce?

Durante décadas, los investigadores han buscado sin éxito una única causa o un grupo de causas específicas de desnutrición infantil, así como estrategias de intervención adecuadas para corregir tales causas. Por ejemplo, la atención ha pasado de la insuficiencia de proteínas a la de energía y de ésta a la de micronutrientes, lo que ha ido modificando el objetivo de las intervenciones. Los problemas y las causas de desnutrición que se debaten en la actualidad incluyen crecimiento inconsistente, bajo peso al nacer, desnutrición materna, deficiencias de nutrientes específicos (Por ejemplo, yodo, vitamina A, hierro y zinc), diarrea, infección por el VIH y otras enfermedades infecciosas, prácticas de alimentación infantil inadecuadas, restricción del tiempo de la mujer, ingresos familiares limitados, producción agrícola limitada, inseguridad alimentaria, degradación medioambiental y urbanización.

Principales factores de la desnutrición

También se debaten un amplio abanico de soluciones a tales problemas, que comprenden monitorización del crecimiento, promoción de una lactancia materna más óptima y alimentación complementaria, educación nutricional, programas de rehidratación oral, espaciamiento de los nacimientos, enriquecimiento de los alimentos, suplementación con nutrientes específicos o múltiples (p. ej., vitamina A, hierro o zinc), generación de ingresos, ayuda alimentaria, horticultura familiar y agricultura intensiva.

Conoce sobre la importancia de la lactancia materna exclusiva 

En definitiva, este debate ilustra la escasa comprensión de muchos de los aspectos del principal problema de la humanidad, la desnutrición infantil. La desnutrición infantil tiene múltiples facetas, por lo que su solución a escala nacional requiere una comprensión, confianza y cooperación entre los distintos organismos gubernamentales, acostumbrados a enfrentarse en solitario a cuestiones de salud, agricultura, educación o finanzasdesnutrición infantil y prevalencia
Los frecuentes cambios en los objetivos no sólo no han permitido un abordaje coherente y comprensible de este problema sino que, además, han contribuido a crear la percepción entre muchos políticos y planificadores de que el problema de la nutrición es «demasiado complicado». Esto, a su vez, ha retrasado la coordinación de esfuerzos entre organismos nacionales e internacionales e, igual de importante, no ha logrado un consenso en la comunidad de la nutrición acerca de los problemas prioritarios o de las acciones y estrategias necesarias para resolverlos.

Medidas de la desnutrición

El método tradicional de evaluación nutricional mide únicamente las manifestaciones físicas del problema (p. ej., índices clínicos, antropométricos y bioquímicos) y, quizá, alguna de las causas inmediatas relacionadas con la dieta.

Estos índices son adecuados para estimar la magnitud del problema, pero se necesitan métodos y estrategias adicionales para evaluar la situación nutricional de una manera más amplia. Estas estrategias incluyen la consideración no sólo del consumo, sino también de la atención sanitaria y el control de los recursos a escala familiar, comunitaria y nacional.A pesar de la necesidad de métodos y enfoques adicionales, durante años se han empleado con éxito algunos índices antropométricos para calcular la prevalencia de la desnutrición en los niños en edad preescolar.

También deberías leer los diversos alimentos ricos en vitamina C

Estos índices comprenden la altura en función de la edad, el peso en función de la edad y la relación peso-altura. El primero es un índice de los efectos acumulados de la desnutrición a lo largo de la vida del niño, el segundo refleja los efectos combinados de los niveles nutricionales a corto y largo plazo y el último muestra las experiencias nutricionales más recientes. Unos valores por debajo del 80-90% de lo esperado se consideran anormalmente bajos.

Estos índices son razonablemente sensibles a las causas inmediatas y generales subyacentes de la desnutrición infantil, aunque no son específicos de ninguna causa en concreto. No revelan la importancia relativa de la ingestión dietética, enfermedades infecciosas, inseguridad alimentaria, servicios sanitarios/medioambientales inadecuados, bajo peso al nacer, cuidados infantiles subóptimos, renta baja o disparidad en el control de los recursos.desnutrición infantil sintomas

Estos factores forman parte de la valoración de la situación nutricional global y se diferencian de los indicadores bioquímicos o antropométricos, que sólo reflejan la gravedad y la extensión del problema, su distribución en grupos geográficos y sociales y su tendencia a lo largo del tiempo.

Prevalencia

En los últimos años se calculó que el 26,7% de los preescolares de los países en vías de desarrollo tenía un peso insuficiente, como así reflejaba un bajo peso para su edad, y que el 32,5% no crecía adecuadamente, basándose en una talla corta para su edad. Estas estimaciones eran un 11% y cerca de un 15% más bajas, respectivamente, que las de 1980, lo que señalaba mejorías considerables, al menos en algunas regiones, durante estas dos décadas. Sin embargo, la población de los países en vías de desarrollo ha aumentado en este tiempo; por consiguiente, el número total de niños con peso insuficiente o que no crecen no se ha modificado de manera drástica desde 1980.

Manifestaciones clínicas

La desnutrición infantil oscila entre un aporte inferior al deseado respecto a uno o más nutrientes que cursa de forma asintomática o con síntomas imprecisos y una malnutrición grave. El abordaje del tratamiento de la desnutrición leve es el mismo que el propuesto para la inseguridad alimentaria cuya gravedad puede dar lugar a la reducción del aporte de nutrientes específicos.

Prevención

La inseguridad alimentaria y la desnutrición infantil son las manifestaciones conductuales o biológicas de problemas cuyas raíces se encuentran en el tejido social, desde los niveles individual o familiar hasta los niveles comunitario, nacional o internacional. Para ello, una gran variedad de disciplinas científicas deben dirigirse a maximizar las posibilidades de alcanzar soluciones eficaces y sostenibles.

Por ejemplo, una intervención tan sencilla como administrar suplementos de vitamina A a la población requiere una comprensión de los modos de conducta de la familia, las comunidades, el personal sanitario, los gestores de programas y los políticos.desnutrición infantil y prevenciónLa evolución del pensamiento en relación con la seguridad alimentaria y la desnutrición infantil en los países desarrollados o en vías de desarrollo tiene importantes implicaciones políticas. La mayor de ellas es el reconocimiento de que las causas de estos problemas, aunque intensamente relacionadas con la pobreza, están muy contextualizadas y, por ende, se comprenden con dificultad.

Que alimentos indicados y nutritivos debes darle a tu bebe

En la mayoría de los países desarrollados, por ejemplo, no todos los sujetos con inseguridad alimentaria son pobres y no todos los pobres presentan inseguridad alimentaria. De forma parecida, en las naciones en vías de desarrollo, es frecuente la malnutrición infantil secundaria a trastornos de salud o una asistencia subóptima, incluso en familias con amplios recursos alimenticios.

Por tanto, la inseguridad alimentaria y la desnutrición infantil aparecen como consecuencia de diversas situaciones sociales, económicas y ecológicas que varían con el tiempo y el lugar. Por consiguiente, las estrategias y comportamientos frente a tales problemas, tanto por parte del sujeto, como de la familia, la comunidad o el estado, responden a una variedad de factores microcontextuales.

Además, tales estrategias o comportamientos se encuentran notablemente influenciados por la forma en que las personas con inseguridad alimentaria o desnutrición viven esa realidad. Por ejemplo, las estrategias y comportamientos de las familias más humildes para evitar o controlar el riesgo a menudo las disuade de adoptar nuevas variedades de cultivo o introducir cambios en su medio de subsistencia, a pesar del hecho de que tales cambios parecen deseables y racionales a los ojos de observadores externos.

Muchos planes y programas han resultado ineficaces porque no valoran adecuadamente, prevén o tienen en cuenta las estrategias de afrontamiento y las respuestas probables de la población. Se han puesto en marcha algunos programas que sí lo hacen en comunidades del mundo en vías de desarrollo y están siendo evaluados en la actualidad. Se espera que los resultados de estos esfuerzos sugieran estrategias que mejoren la situación nutricional y reduzcan la elevada prevalencia de desnutrición infantil en todo el mundo.

Compartir
Jessika Perez
La Medicina es mi complemento. Leer es un habito. El conocimiento es importante. ¡No tienes que ser herido para aprender! Cambio mis hojas pero nunca mis raíces. Sígueme en Instagram: @Jessii_perez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here