La Obstrucción intestinal es un cuadro de evolución tórpida, que debe ser resuelto de manera inmediata al momento de ser diagnosticado. Se define así a la interrupción mecánica o metabólica (según sea el origen del cuadro) de los intestinos, que evita el tránsito de los productos de la digestión. Puede ocurrir a cualquier nivel del tracto intestinal. Sus causas  pueden ser variadas, desde cierto desbalance de los líquidos y electrolitos en el cuerpo, lo cual se cataloga como un origen metabólico, pasando por secuelas de intervenciones quirúrgicas anteriores y hernias, hasta tumores intestinales o extra-intestinales.

Una vez encontrada la causa de la obstrucción intestinal, los esfuerzos del personal de salud estarán orientados a solucionar la patología causante de estos síntomas para evitar complicaciones que puedan poner en peligro la vida del paciente. Para el diagnóstico de esta patología, el médico debe realizar un exhaustivo interrogatorio basado en los síntomas clínicos que se presenten, y que en el momento en el que acude el paciente orientan a pensar en la existencia de una enfermedad obstructiva. El exámen físico es fundamental, además de la realización de estudios de imagenes y pruebas de laboratorio.

Obstrucción intestinal

Aspectos importantes que debes conocer acerca de la obstrucción intestinal.

Primero: Síntomas de la obstrucción intestinal. El principal síntoma de la obstrucción intestinal suele ser el dolor abdominal generalizado, que va empeorando desde su inicio de manera progresiva, y al cual se van asociando disminución de la cantidad de evacuaciones, vómito que va aumentando progresivamente y que puede llegar a tomar características fecales, y distensión del abdomen. Conforme pasa el tiempo sin solucionarse el problema, las bacterias dentro de los intestinos van venciendo las barreras naturales del cuerpo, debido a que estas se van debilitando por acción de la inflamación, lo cual los hace más susceptibles a sufrir daños y a dejarse afectar por las toxinas micóticas y bacterianas generalmente.

Todo esto es llamado traslocación bacteriana. Tienen lugar entonces síntomas de un proceso infeccioso como son la fiebre y el malestar general, y esto a su vez va causando mas daño de los tejidos afectados y del cuerpo en general. Pronto puede instaurarse una sepsis (proceso infeccioso generalizado), que se manifiesta con aumentos de la frecuencia cardíaca, disminución de las cifras tensionales, alteración neurológica, aumento de la cuenta leucocitaria, o disminución de la misma, afección de multiples órganos como el hígado y los riñones, entre otras cosas. Si no se revierten las causas, esto seguirá avanzando hasta incluso causar la muerte, sin que tratamientos como los antibióticos puedan ayudar mucho a frenar sus avances.

El vómito es un síntoma de la obstrucción intestinal

Segundo: Causas. La obstrucción intestinal puede tener origen en un problema metabólico. El desequilibrio en la cantidad de electrolitos que deberían existir en nuestro cuerpo, puede ser una de ellas. Los vómitos y cuadros diarreicos pueden ser el principio de estos problemas metabólicos que a su vez pueden conllevar a la paralización intestinal en un cuadro conocido como íleo metabólico, esto también puede presentarse como complicación de algunas intervenciones quirúrgicas o de patologías como la cetoacidosis diabética.

Las hernias atascadas de la pared abdominal constituyen una causa mecánica de obstrucción intestinal. Se define como una hernia a la protrusión de algún órgano a través de un orificio previamente existente (como el ombligo), que presenta un defecto. Esta es una protrusión anómala y puede causar daños a los órganos involucrados tanto morfológica como funcionalmente. Una hernia atascada esta definida como aquella hernia cuyo contenido no se puede llevar a su sitio de origen con maniobras simples, es decir, cuyo contenido no se puede reducir. Pueden tener un origen congénito, o ser adquiridas durante el crecimiento y el desarrollo, tal es el caso de las mas conocidas como son las hernias umbilicales, las inguinales, las crurales, entre otras.

Las hernias atascadas

Existen también las hernias internas de la cavidad abdominal, mucho mas raras, cuyos orígenes aún se discuten en muchos de los casos, de muy difícil diagnóstico. Las hernias incisionales, mejor conocidas como eventraciones, son protrusiones de órganos a través de orificios formados posteriormente a intervenciones quirúrgicas que no tuvieron una adecuada recuperación por multiples factores. Estos órganos involucrados también pueden atascarse en los orificios antes descritos y causar una sintomatología obstructiva. La búsqueda de resolución de estos cuadros va desde realizar multiples maniobras para poder reducir el contenido herniario (así se llama al proceso de llevar la viscera afectada al interior del abdomen), hasta las intervenciones quirúrgicas.

Los tumores dentro del intestino, en sus paredes, o en órganos vecinos (como la vejiga urinaria, los ovarios, el útero entre otros),  pueden causar obstrucción mecánica a cualquier nivel de los intestinos, causando  los síntomas ya descritos. En estos casos la solución es eliminar o reducir el tamaño de estas formaciones anormales, bien sea con intervenciones quirúrgicas de emergencia, como la aplicación de tratamientos de quimioterapia, radioterapia o ambos según las indicaciones particulares.

Las llamadas Bridas también pueden constituir una causa de obstrucción intestinal. Se le llama así a los filamentos membranosos que se forman como resultado de la cicatrización de heridas o el crecimiento de algunos tumores. Dentro de la cavidad abdominal se forman debido a intervenciones quirúrgicas previas, como la extracción del apéndice cecal, la vesícula biliar, tumores; o por el desarrollo de algunas neoplasias. La sintomatología por estas causas pueden tener una resolución con tratamiento médico, pero en la mayoría de los casos, bien sea en forma de emergencia o de una cirugía electiva, la solución definitiva tendrá  lugar por medio de una intervención quirúrgica.

Tercero: Como se soluciona un cuadro de obstrucción intestinal. El íleo paralítico, como una patología metabólica, tiene resolución de tipo médico, sólo se debe revertir el desorden causante de la enfermedad. Si se debe a un defecto de algún electrolito, el mismo debe ser repuesto. Además se debe evitar que el cuadro se repita, por ejemplo restituyendo también los líquidos en caso que el origen sea un síndrome emético o diarreico. En caso de tratarse de una cetoacidosis diabética, deben atacarse las causas de este desbalance, para lograr los resultados necesarios para revertir la sintomatología obstructiva, valiéndose para ello de multiples medidas como la administración de insulina e hidratación parenteral cuidadosa.

Tratamiento médico a veces soluciona el problema.

En caso de identificarse una obstrucción intestinal de origen mecánico, deben implementarse maniobras para intentar revertir el cuadro sin necesidad de llevar al paciente a una intervención quirúrgica, esto incluye tanto la administración de algunos medicamentos, como la colocación de hielo local que permita disminuir el volumen del contenido herniario para luego intentar llevarlo a su puesto. Si esto último no es posible, persistirá el cuadro de dolor y obstrucción y el paciente debe llevarse a cirugía de emergencia. Si por el contrario se reduce el contenido herniario y el paciente presenta mejoría clínica y ausencia de evidencia clínica de daño en los tejidos que estuvieron involucrados, se puede planificar una cirugía electiva posterior.

En caso de existir evidencia de una hernia de pared abdominal o una eventración, debe hacerse hincapié en la observación del paciente, y muy especialmente de las características de la hernia, si existen cambios de coloración de la misma o a sus alrededores, por ejemplo. Deben ser aplicadas todas las técnicas útiles para examinar el abdomen de un paciente, comenzando por la inspección, luego la auscultación y luego la palpación del mismo. Las hernias aparte de causar obstrucción intestinal, pueden ocasionar daños graves en la circulación arterial y venosa de los tejidos involucrados, lo cual puede llevar a una isquemia intestinal, y a su vez a la probable necesidad de extracción del tejido dañado.

Cuarto: Qué hacer en caso de sospechar de una obstrucción intestinal. El médico especialista en Cirugía General decidirá la conducta que se debe seguir en cada caso particular. Si esta es simplemente de índole médico o quirúrgico. Es por esta razón que ante la presencia de síntomas que le hagan sospechar de obstrucción intestinal, debe acudir de inmediato al especialista en Cirugía general más cercano, con la finalidad de lograr un diagnóstico certero y oportuno, con la consecuente implementación del tratamiento adecuado en el período de tiempo mas corto que sea posible. Bajo ninguna circunstancia se debe acudir a la automedicación puesto que se pueden enmascarar los síntomas, esto retrasaría el diagnostico y el tratamiento.

La intervención quirúrgica puede ser la solución.

La obstrucción intestinal puede ser un cuadro sencillo de diagnosticar e incluso de solucionar, cómo puede ser mas complicado. Sus consecuencias en caso de no obtener tratamiento en el momento oportuno, podrían ser catastróficas. Para evitar que esto suceda, ante el primer síntoma de su existencia, se debe acudir al Cirujano General, de manera de obtener el diagnóstico de manera adecuada. El manejo de estas situaciones puede no ameritar grandes esfuerzos, incluso para los conocedores de asuntos médicos, podría ser posible instaurar medidas básicas en casa, como la colocación de hielo en el área abdominal afectada por una hernia para lograr reducir su contenido.

Sin embargo ante la probable necesidad de un manejo mas profundo, se debe acudir ante un médico capaz de realizarlo de forma adecuada. Ninguno de los comentarios realizados aquí se comparan con la opinión resultante del interrogatorio y el exámen físico realizado por un facultativo experto, por eso se recomienda acudir a esta valoración, pues en cuanto al dolor abdominal se debe buscar tiempo que ganar a la patología, antes que esta pueda causar daños irreparables. Ya lo sabes, consulta a tu médico de ser necesario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here