Cómo Saber si Tienes Cáncer: Descubre las Señales de Alarma

Cómo saber si tienes cáncer no es muy sencillo, sobre todo por el hecho de que el cáncer es una enfermedad que puede afectar cualquier órgano o tejido del organismo. Por lo que las manifestaciones clínicas que puedes llegar a presentar son variables dependiendo del tipo de cáncer que padezcas.

El cáncer es una patología que se ha vuelto cada vez más frecuente en todos los grupos de edades. Siendo una de las entidades más temidas debido a las repercusiones que se asocian a ellas. Representando una de las primeras causas de mortalidad en todos los países del mundo.

A pesar de que en general, es difícil decir si una persona tiene cáncer o no sólo por las manifestaciones clínicas que presenta, hay algunos síntomas y signos de alarma que pueden presentarse y que ayudan a cómo saber si tienes cáncer, como son:

Cómo saber si tienes cáncer

Pérdida de peso sin causa aparente:

  • También conocida como pérdida de peso inexplicable, se refiere a la pérdida de peso a la cual no se le atribuye ninguna causa en particular.
  • Este puede ser el primer signo del cáncer.
  • Es más frecuente en casos de cáncer de: Pulmón, páncreas, esófago y estómago.
  • Casi todos los pacientes con cáncer experimentarán pérdida de peso en algún punto de la evolución clínica.

Cansancio extremo:

  • Al punto que no mejora con el descanso.
  • Y a medida que el cáncer va progresando, este es uno de los síntomas más característicos.
  • Aunque a veces puede manifestarse en un principio, como en casos de leucemias; es más frecuente que se presente en etapas avanzadas.
  • En algunas ocasiones, se debe a la anemia que ocasiona el cáncer por ser una enfermedad crónica.

Fiebre inexplicable:

  • Es común cuando hay metástasis.
  • En pocos casos, la fiebre constituye uno de los primeros signos, como ocurre en pacientes con leucemias o linfomas.
  • A pesar de que cualquier tipo de cáncer puede ocasionar fiebre, algunas veces es producto de los tratamientos utilizados para combatirlo.

Cambios en la piel:

Estos no sólo se observan en casos de cáncer de piel, sino que pueden presentarse en otros tipos de cánceres. Entre los cambios cutáneos más comunes que pueden ayudarte a cómo saber si tienes cáncer están:

  • Crecimiento excesivo de vello.
  • Hiperpigmentación (oscurecimiento de zonas de la piel).
  • Prurito (picazón de la piel), que puede acompañarse o no de erupción.
  • Ictericia (tinte amarillento de piel y/o mucosas).
  • Eritema de la piel (enrojecimiento).

Si quieres saber más sobre otras causas de cambios cutáneos, te recomiendo leer: Manifestaciones cutáneas de enfermedades internas.

Dolor:

  • Frecuentemente, el dolor representa un síntoma de metástasis.
  • Aunque, también puede presentarse dependiendo del lugar que afecte principalmente.

Pero, no sólo porque presentes algunas de dichas manifestaciones clínicas, implica que tienes cáncer; solo son algunas manifestaciones que debes tener en cuenta y darles su debida importancia, acudiendo con un médico que realice un chequeo general para descartar cualquier tipo de patología.

Cómo saber si tienes cáncer dependiendo del órgano afectado:

A continuación, se describen algunos de los tipos de cánceres más comunes para que puedas orientarte sobre cómo saber si tienes cáncer dependiendo del órgano afectado.

1.- ¿Cómo saber si tienes cáncer de seno?

Cómo saber si tienes cáncer de seno no sólo se basa en el hecho de algunos hallazgos o cambios que observes, ya que a pesar de que algunas lesiones puedan ser típicas de enfermedades malignas, es necesario realizar estudios más avanzados para poder establecer un diagnóstico definitivo.

Cómo saber si tienes cáncer de seno

Masa en los senos:

  • Una parte muy importante en el diagnóstico precoz del cáncer de mama es el autoexamen que debes realizarte al menos una vez por día, ya que mediante dicha autoexploración puedes detectar zonas dolorosas, anormalidades o masas, que suelen ser unos de los hallazgos más comunes.
  • Con frecuencia, los tumores detectados en mama que son irregulares, no dolorosos y duros, son malignos.
  • Pero, esto no siempre es así, porque hay lesiones malignas que son redondas y que incluso duelen.
  • Es por eso que ante el hallazgo de una masa, lo mejor es que acudas a la brevedad posible con un especialista.

Secreciones a través del pezón:

  • Esto se conoce como telorrea y siempre debe estudiarse excepto cuando la secreción expulsada corresponde a leche materna producida durante el embarazo y la lactancia.
  • Hay muchos tipos de secreciones que pueden presentarse a través del pezón, pero las que se consideran más graves son las purulentas y sanguinolentas.

Hinchazón de una zona o de todo el seno:

  • Una forma de cómo saber si tienes cáncer de seno es observar si hay cambios en la morfología de tu mama.
  • Como puede ser el caso de que haya un aumento de volumen en una zona de uno de tus senos.
  • O que un seno se encuentre más grande que el otro.
  • Aunque algunas veces esto puede ocurrir en casos de mastitis (inflamación de la mama), se debe descartar una lesión maligna.

Lesiones en la piel:

  • La piel de los senos es una de las más delicadas del cuerpo de una mujer.
  • Por eso siempre debes estar atenta si observas áreas irritadas o que tengan pequeñas hendiduras.

Descamación o engrosamiento de la piel:

Estos son cambios típicos observados en lesiones malignas de mama.

Dolor:

  • Ya sea de la mama o del pezón.
  • Algunas veces es normal que haya dolor en los senos, como ocurre durante el síndrome pre menstrual.
  • Pero una mastalgia (dolor de mama) constante, no es normal.

Retracción del o los pezones:

Este es otro signo de alarma, ya que frecuentemente se asocia a cáncer de mama.

2.- ¿Cómo saber si tienes cáncer de páncreas?

Cómo saber si tienes cáncer de páncreas es difícil porque esta enfermedad no suele ocasionar manifestaciones clínicas en un inicio. Por lo que cuando se manifiesta, implica que la patología está avanzada. Algunas manifestaciones descritas a continuación se asocian a este tipo de cáncer:

Anomalías del tejido graso:

  • Se puede presentar textura irregular de la piel en algunas personas con cáncer pancreático.
  • Esto es ocasionado por la secreción de algunas enzimas pancreáticas capaces de digerir las grasas.

Ictericia:

  • Se refiere al tinte amarillento de la piel y/o de las mucosas.
  • Esta suele ser una de las primeras manifestantes clínicas de este tipo de cáncer y casi siempre se presenta.
  • Cuando la lesión es en la cabeza del páncreas, la ictericia es más precoz.
  • Pero cuando el tumor se encuentra en el cuerpo o la cola del páncreas, la ictericia es un signo tardío y que indica enfermedad avanzada.
  • Acolia: Término que hace referencia a heces de color blanco o incoloras. Esto ocurre como consecuencia de la obstrucción del conducto biliar.
  • Coluria: Orina de color marrón, este signo puede mostrarse incluso antes que la ictericia. Se debe al aumento de la bilirrubina circulante.
  • Picazón de la piel: La ictericia es producto del acumulo de bilirrubina en la piel. Este es un producto tóxico que es muy pruriginoso.

Diabetes:

  • Aunque no ocurre con mucha frecuencia, hay tumores que pueden producir destrucción de los islotes pancreáticos, lo que genera diabetes mellitus.
  • Dicha diabetes se manifiesta como cualquier otra, con: Polidipsia (sed excesiva), poliuria (orinar con frecuencia), pérdida de peso y polifagia (comer en exceso).
  • Es más frecuente observar alteraciones de los valores de glicemia pero que solo son hallazgos paraclínicos.

Si quieres saber más sobre la diabetes, te recomiendo leer: Diabetes mellitus infantil, lo que no sabías.

Dolor abdominal o de espalda:

  • Es común que una persona con cáncer de páncreas presente dolor de abdomen o de espalda.
  • El dolor es consecuencia de la compresión de órganos vecinos o de los nervios adyacentes.
  • Sin embargo, no es confiable cómo saber si tienes cáncer sólo con el hecho de presentar dolor en dichas zonas. Ya que puede atribuirse a otras causas.

Coágulos sanguíneos:

  • Aunque la mayoría de los coágulos en vasos sanguíneos no son producto del cáncer, esto puede presentarse.
  • El cáncer es una patología sistémica y como tal, afecta la circulación, favoreciendo la formación de coágulos.
  • Estos coágulos pueden producir trombosis venosas profundas e incluso cuadros de tromboembolismos pulmonares.

No dejes de leer: Trombosis en la infancia, lo que debes saber.

Pérdida de peso e hiporexia:

  • La pérdida de peso es una manifestación frecuente de cualquier tipo de cáncer.
  • Las personas con cáncer de páncreas suelen tener poco apetito.

Hepatomegalia:

  • Es decir, aumento del tamaño del hígado.
  • Esto puede presentarse cuando el cáncer de páncreas se propaga hasta él.

Náuseas y vómitos:

  • Hay tumores que comprimen una parte del estómago, lo que puede dificultar su llenado.
  • Esto se manifiesta por náuseas, vómitos y algunas veces dolor, el cual es más intenso luego de que la persona come.

3.- ¿Cómo saber si tienes cáncer de piel?

El cáncer de piel es uno de los que ha tomado más importancia en los últimos años debido al aumento de casos que se han registrado, por eso te describiré algunas manifestaciones sobre cómo saber si tienes cáncer de este órgano.

Cómo saber si tienes cáncer de piel

Debes acudir inmediatamente con un dermatólogo si aparece un nuevo lunar o si uno que ya tenías sufre cambios. Dichos cambios pueden ser en su forma, tamaño o color. Hay un método muy útil que orienta hacia la sospecha de que la lesión es maligna, este método es el ABCDE.

  • Asimetría: Es decir, cuando la mitad de un lunar no es un reflejo de su otra mitad.
  • Borde: Que son irregulares, pocos definidos o desiguales.
  • Color: El color no es igual en toda la superficie del lunar, sino que se observan manchas negras o marrones.
  • Diámetro: El lunar tiene una medida mayor de 6 mm de ancho.
  • Evolución: Se observan cambios en el tamaño, color o forma del lunar.

Hay algunos cánceres de piel que no cumplen con ninguna de esas características, pero aún así, es importante tenerlas en cuenta. Y a pesar de que una lesión cumpla con todas las características de malignidad, no implica que sea cáncer.

4.- ¿Cómo saber si tienes cáncer de hígado?

Cómo saber si tienes cáncer de hígado no es tan sencillo, pero puedes orientarte sobre algunas manifestaciones a las que les debes prestar atención, como son:

  • Ictericia: Coloración amarillenta de piel y mucosas por depósito de bilirrubina.
  • Pérdida de peso: La cual no tiene una causa atribuible.
  • Picazón de piel: Esto puede verse asociado al depósito de bilirrubina en la piel, ya que al ser un compuesto tóxico genera ese efecto.
  • Hiporexia.
  • Dolor abdominal: Esto debido a la compresión que genera el tumor en las estructuras hepáticas.
  • Malestar post prandial: Es decir, sensación de llenura luego de las comidas.
  • Hepatomegalia (agrandamiento del hígado) y/o esplenomegalia (agrandamiento del bazo).
  • Náuseas y vómitos.

Se puede observar que las manifestaciones clínicas son muy similares a las que se observan en casos de cáncer de páncreas. Esto es debido a que son órganos abdominales y para cómo saber si tienes cáncer de cualquiera de estos órganos, es necesario realizar estudios paraclínicos.

Tumores productores de hormonas:

Hay algunos tumores hepáticos que son productores de hormonas, por lo que pueden ocasionar:

  • Hipercolesterolemia: Niveles elevados de colesterol en sangre.
  • Hipercalcemia: Niveles elevados de calcio en sangre. Esto ocasiona: problemas musculares, náuseas, estreñimiento, debilidad y confusión.
  • Eritrocitosis: Glóbulos rojos elevados, lo que se manifiesta como eritema en la piel.
  • Hipoglicemia: Bajos niveles de azúcar en sangre, que se asocian a debilidad.
  • Ginecomastia: Agrandamiento de las mamas en el hombre.
  • Reducción del tamaño testicular.

5.- ¿Cómo saber si tienes cáncer de colon?

Los síntomas del cáncer de colon varían dependiendo de la zona anatómica en donde se ubique la lesión. Cómo saber si tienes cáncer de este órgano puede tardar un poco debido a que las manifestaciones clínicas son tardías. Entre las manifestaciones clínicas que pueden presentarse y por la cuales debes consultar, están:

Pérdida de peso, hiporexia y astenia:

La pérdida de peso que no se atribuye a ninguna causa, al igual que la pérdida del apetito y el cansancio constante se atribuyen al cáncer.

Cambios en el ritmo intestinal:

  • El ritmo intestinal considerado como normal, varía dependiendo de cada persona.
  • Por lo que si observas que esto cambia, se debe buscar la causa.
  • Con frecuencia, en casos de cáncer de colon se observan períodos de estreñimiento combinados con periodos de diarrea.

Molestia o dolor abdominal:

  • Estos son síntomas comunes.
  • El dolor abdominal suele ser de tipo cólico y se produce por la obstrucción que genera el tumor.
  • Algunas veces, el tumor puede obstruir completamente la luz del colon, ocasionando un cuadro de obstrucción intestinal.

Melena:

  • Es la presencia de sangre en las heces, siendo el síntoma más frecuente de este tipo de cáncer.
  • Cuando este síntoma no se detecta de forma temprana, se puede presentar una anemia.
  • Puede presentarse como sangre roja, que refleja que el tumor se encuentra en la zona distal del colon.
  • Mientras que las heces negras, se observan cuando el tumor se encuentra en la parte proximal.

6.- ¿Cómo saber si tienes cáncer de huesos?

Fracturas:

  • Casi nunca los huesos en donde se desarrolla el tumor se fracturan, pero sí se debilitan.
  • Cuando ocurre una fractura, la persona refiere dolor intenso de aparición súbita en una zona en donde llevaba sintiendo dolor leve por algunas semanas.

Dolor:

  • Este es el síntoma más frecuente y su localización depende del hueso afectado.
  • Al inicio el dolor no es contante, pero a medida que el cáncer avanza, el dolor es más permanente.
  • El dolor empeora con la actividad.
  • Si el tumor se localiza en algún hueso de la pierna, entonces se puede presentar cojera.

Inflamación:

  • La inflamación suele aparecer unas semanas después del dolor.
  • Algunas veces, se puede palpar una masa que se corresponde con el tumor.

Otros:

Hay algunas otras manifestaciones que te pueden ayudar a cómo saber si tienes cáncer de hueso, como son:

  • Parestesias o adormecimiento: Las parestesias se refieren a sensaciones de hormigueo. Esto puede observarse en casos de cáncer de huesos de la columna vertebral, producto de la compresión de los nervios.
  • Agotamiento.
  • Pérdida de peso.

7.- ¿Cómo saber si tienes cáncer de pulmón?

Disnea:

Dificultad respiratoria que no puede ser atribuida a otra causa.

Astenia:

Cansancio constante que no mejora con el descanso.

Hiporexia:

Disminución del apetito, pero esta manifestación es muy inespecífica.

Hemoptisis:

  • Es la expectoración acompañada de sangre.
  • Siempre que se presente debe ser investigada.

Tos:

La cual puede ser seca o productiva y que se prolonga por un largo periodo.

Estas son manifestaciones que no solo se observan en casos de cáncer de pulmón, sino también en otras patologías que no son mortales.

8.- ¿Cómo saber si tienes cáncer de lengua?

El cáncer de lengua no es muy frecuente pero tiene gran importancia debido a que sus factores causales están bien establecidos. Algunas características que te ayudarán a cómo saber si tienes cáncer de lengua son:

  • Úlceras o aftas.
  • Que no duelen.
  • Con más de 15 días de evolución.

Si se logran identificar factores de riesgo importantes, como: Hábitos tabáquicos, higiene dental deficiente y hábitos alcohólicos; será necesaria una evaluación especializada.

9.- ¿Cómo saber si tienes cáncer de próstata?

Aunque al principio es más difícil identificar las manifestaciones clínicas de un cáncer de próstata, a medida que la enfermedad va avanzando, la clínica es más característica. A continuación se describen algunas de ellas dependiendo de la extensión del tumor.

Tumores limitados a la próstata:

Aunque puede ser asintomático, las manifestaciones clínicas que se presenta en estos casos suelen confundirse con enfermedades benignas como la hiperplasia prostática; entre ellas están:

  • Disuria: Sensación de ardor durante la micción.
  • Incontinencia urinaria.
  • Nicturia: Aumento de las veces que se orina, especialmente durante la noche.
  • Alteraciones del chorro miccional: Que puede ser una disminución de su calibre o interrupción.
  • Dificultades para orinar.

Tumores que se han extendido por todo el órgano:

  • Se presentan síntomas obstructivos francos (descritos previamente).
  • Hematuria: Sangre en la orina.
  • Dolor en región lumbar, el cual suele ser constante.
  • Dificultades durante el coito.

Tumores avanzados:

  • Insuficiencia renal.
  • Edema de miembros inferiores.
  • Paresia (pérdida de la fuerza muscular) de las piernas.
  • Dolores óseos.
  • Pérdida de peso e hiporexia.

10.- ¿Cómo saber si tienes cáncer de testículos?

El cáncer de testículos es uno de los que más ocasiona inquietud en la población masculina, especialmente porque es una zona delicada y en la cual pueden presentarse lesiones que suelen confundirse con enfermedades malignas. Para cómo saber si tienes cáncer de testículos, debes prestar atención por si presentas algunas de las siguientes:

Pubertad temprana:

  • Hay algunos tumores testiculares que aumentan la producción de andrógenos.
  • Aunque esto pudiera no tener ningún efecto en adultos, en los niños ocasiona una pubertad precoz.
  • Dicha pubertad precoz se caracteriza por una voz más profunda y crecimiento de vello facial, entre otros.

Masa o hinchazón testicular:

  • Frecuentemente, una masa en el testículo o un aumento de volumen es el primer síntoma de cáncer testicular.
  • La mayoría de las veces, dicha masa no es dolorosa.

Irritación o crecimiento de mamas:

  • Hay tumores de células germinales que producen hormona gonadotropina coriónica humana, lo que lleva a ginecomastia. E incluso, se puede llegar a presentar dolor de las mamas.
  • Los tumores de células de Leydig pueden producir estrógenos, ocasionando el mismo efecto.

Cáncer testicular avanzado:

  • Cefalea: Es decir, dolor de cabeza, que se puede acompañar de confusión. Por propagación al sistema nervioso central.
  • Dolor lumbar: Por propagación a ganglios linfáticos.
  • Dolor en hipogastrio: Por propagación a ganglios linfáticos o a órganos vecinos.
  • Síntomas respiratorios: Tos, dolor torácico o disnea; cuando el cáncer se propaga hacia pulmones.

Muchas veces, el cáncer de testículo cursa de forma asintomática y su diagnóstico se establece de forma casual al investigar otra enfermedad, como la infertilidad.

¿Cómo se llama el examen para saber si tienes cáncer?

Como con cualquier otra enfermedad, existen distintos métodos diagnósticos para decir que una persona tiene cáncer. Sin embargo, no existe sólo una prueba, sino varias y las mismas son diferentes dependiendo del tipo de cáncer. Por lo que existen varias pruebas para cómo saber si tienes cáncer. Pero, para poder escoger cuál es la prueba más apropiada, primero se deben conocer las características de las manifestaciones del paciente.

Historia clínica:

  • Con ella y el examen físico, se obtienen datos importantes.
  • Como por ejemplo, factores de riesgo asociados, que pudieran orientar hacia una enfermedad maligna.
  • Se recogen datos sobre las manifestaciones clínicas que presenta el paciente.
  • Al finalizar la historia clínica y el examen físico, se orienta el diagnóstico. El médico decidirá si es necesario realizar pruebas o estudios complementarios.

Pruebas analíticas:

Estas se solicitan en base a las manifestaciones que presente el paciente, entre ellas están:

  • Análisis de sangre: Esta es una de las primeras pruebas en realizarse, porque la muestra para el estudio es fácil de obtener. Además, de que se pueden solicitar distintos tipos de determinaciones. En un hemograma, se puede evidenciar anemia o pancitopenia. Al solicitar un estudio químico, se pueden evaluar valores de glicemia y otros componentes del metabolismo, como bilirrubina.
  • Marcadores tumorales: A pesar de que ellos se elevan ante la presencia de algunos tipos de tumores, no pueden establecer por sí solos el diagnóstico de cáncer. Es preferible usarlos como método de seguimiento.
  • Coproanálisis: Examen de heces, en donde se puede demostrar la presencia de sangre.
  • Líquido cefalorraquídeo: Para estudiar sus características cuando se sospecha de lesiones del sistema nervioso central.
  • Uroanálisis: Examen de orina; en donde se puede hallar hematuria o proteinuria.

Pruebas imagenológicas:

Con ellas pueden obtenerse datos sobre la localización, tamaño y extensión de las lesiones.

  • Radiografías: Prueba sencilla de ejecutar, siendo las más comunes la de tórax, la mamografía y la de extremidades.
  • Ecografías: Permite diferenciar entre lesiones sólidas y quísticas.
  • Tomografías computarizadas: Aporta datos más específicos de la lesión.
  • Resonancias magnéticas: Son más precisas que las tomografías, aportando más detalles.
  • Gammagrafías: Para ellas se utilizan radioisótopos, que varían dependiendo del órgano que desea ser estudiado.
  • Endoscopias: Consiste en visualizar mediante una cámara, las estructuras digestivas. Recibe nombres distintos dependiendo de la cavidad estudiada.

Estudios de tejidos:

  • Biopsia: Muestra obtenida de un tejido.
  • Citología: Estudio de células obtenidas de una muestra celular.

Estudios específicos que establecen el grado de malignidad de las lesiones.

Entonces, ¿cómo saber si tienes cáncer sin ir al médico?

  • Realmente, la única forma eficaz sobre cómo saber si tienes cáncer es acudiendo con un médico; ya que por más observador que seas e incluso presentes todas y cada una de las manifestaciones clínicas asociadas a ciertos tipos de cánceres, nunca lo podrás diagnosticar.
  • El especialista se encargará de realizar pruebas diagnósticas. Ellas revelarán si las lesiones que presentas son benignas, malignas e incluso pre malignas.
  • Uno de los mejores métodos para detectar el cáncer de forma precoz es acudiendo regularmente al médico para que se hagan las pruebas de pesquisa necesarias.
  • En las mujeres es muy importante la citología cervicovaginal, que ayuda a detectar cáncer de cuello uterino. Además de la mamografía, con la que pueden detectarse lesiones en mamas.
  • En hombres, el examen urológico después de los 40 años es fundamental.
  • En fumadores crónicos, se debe prestar atención a manifestaciones de alarma, como tos con sangre, disfagia (dificultad para tragar), lesiones en boca que no curan y disnea frecuente.

Cómo saber si tienes cáncer no es sencillo, como puedes ver. Pero, puedes ayudarte con estos tips para saber cuándo debes acudir al médico por ayuda profesional. Es importante que mantengas la calma y no te alarmes si presentas algunas de las manifestaciones descritas anteriormente, recuerda que no implica que seguramente tienes cáncer.

Para complementar esta información, te invito a ver el siguiente vídeo que describe 15 señales de alarma sobre cómo saber si tienes cáncer.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.