El análisis de orina es uno de los estudios paraclínicos que se solicitan con mayor frecuencia, porque aporta datos valiosos para poder detectar, establecer diagnóstico diferencial y valorar alteraciones nefrológicas y urológicas; como su nombre lo indica, el análisis de orina estudia dicha sustancia la cual está constituida en un 5% por solutos (que incluyen sodio, potasio, urea, iones, fosfato, ácido úrico, sulfato y creatinina)  y un 95% por agua.

Siempre que se sospecha de una alteración renal o urológica, lo primero que debe solicitarse es un análisis de orina, con el mismo pueden detectarse incluso enfermedades sistémicas, siendo el diagnóstico que se establece comúnmente una infección de las vías urinarias, otros diagnósticos incluyen hematuria, cetonuria que puede indicar una diabetes mellitus o una cetoacidosis diabética, procesos inflamatorios glomerulares, entre otros.

Análisis de orina

Para que un análisis de orina sea eficaz y se eviten falsos resultados, debe haber una correcta toma de la muestra que será procesada, así como que el laboratorio que hará dicho proceso cuente con un microscopio apropiado, que el personal esté capacitado para emitir un reporte acertado y que la cantidad recogida de orina sea la ideal (de 50-100 cc).

¿Cómo tomar correctamente una muestra de orina?

A continuación se mencionan los pasos que deben seguirse recolectar de forma adecuada una muestra para un análisis de orina, esto con el objetivo de evitar la contaminación que puede alterar los resultados de dicho examen:

  1. Asear la zona genital antes de tomar la muestra, esto debe ser minucioso y usando una pequeña cantidad de jabón.
  2. El recolector en donde irá la muestra debe estar sellado al momento de adquirirlo, solo se va a abrir al momento de recolectar la muestra.
  3. Se debe recolectar es la primera orina del día, el chorro del medio.
  4. Evitar en la medida de lo posible actividades o esfuerzos físicos el día previo a la toma de la muestra.
  5. La muestra sólo puede permanecer en aire ambiente de 15-30 minutos luego de ser tomada, si no se va a entregar el recolector en el laboratorio en este lapso de tiempo, se puede colocar en el refrigerador.

Partes de un análisis de orina:

Antes de comenzar a hacer una interpretación de los resultados del análisis de orina, primero debe verificarse que tenga todas las partes que debe incluir dicho estudio, las cuales son:

  • Identificación: Siempre debe corroborarse que el análisis de orina que se va a interpretar corresponda con el paciente al cual se está evaluando.
  • Examen físico: Este aspecto del análisis de orina se evalúa observando las características generales de la orina.
  • Examen químico: Esto se hace mediante el uso de tiras reactivas.
  • Examen microscópico: Se hace evaluando el sedimento urinario.

Análisis físico de la orina:

Apariencia:

Esto se evalúa sólo con observar el color de la orina y se refiere al grado de turbidez que posee o en su defecto, la claridad de la misma, los resultados pueden ser:

  • Normal: Debe ser clara.
  • Turbia: La turbidez urinaria puede deberse a la precipitación de cristales, presencia de células, proteinuria (proteínas en orina) o lipiduria (lípidos en orina).urine test specimen

Color:

El color de la orina puede verse modificado por procesos fisiológicos, el cual puede cambiar dependiendo de la concentración de la misma; si una persona orina pocas veces en el día el color de su orina será más oscuro al igual que cuando se retienen las ganas de orinar, pero aquellas personas que consumen abundantes líquidos al día y acuden repetidamente al baño tendrán orinas más claras. Al realizar el análisis de orina, el color puede ser:

  • Normal: Cristalino o amarillo oscuro; toda orina que no tenga este color es llamada orina coloreada hasta obtener los resultados del sedimento urinario.
  • Orina concentrada: De color caoba.
  • Orina diluida: Transparente.
  • Orina incolora: Cuando las personas acuden con demasiada frecuencia a orinar (poliuria), esto puede deberse a fármacos diuréticos que estimulan las ganas de orinar o a la diabetes mellitus.
  • Orina roja: Puede deberse a una hematuria macroscópica, a medicamentos como la rifampicina y algunos alimentos.
  • Orina negruzca: Producto de una coluria en casos de hepatitis o por tumores melánicos.
  • Orina blanca: Por piuria (pus en orina) o lipiduria.
  • Orina azulada: La orina puede adquirir este color en casos de infección por pseudomona o por hemoglobinopatías.Análisis de orina-color

Olor:

El olor de la orina puede verse modificado por alimentos o drogas que son consumidas.

  • Normal: Sui generis.
  • Amoniacal: Adquiere este olor cuando permanece por mucho tiempo expuesta al medio ambiente, pero también se presenta en casos de infecciones urinarias.

Densidad:

La densidad urinaria se refiere al número de solutos presente en una cantidad determinada de orina, por lo que si aumenta la cantidad de solutos, entonces también aumentará la densidad de la orina. El valor normal va de 1.003-1.025.

Análisis químico de la orina:

pH:

El pH de la orina puede variar según sea el estado ácido básico de la sangre, la función renal, el tipo de dieta del paciente, si consume drogas y por la presencia de infección urinaria.

Normal: El pH normal urinario es de 4,5-6 lo que quiere decir que es un pH ácido.

Factores que pueden modificar el pH:

  • Dieta: Si es a base de carnes, el pH tiende a ser más ácido; mientras que si es una dieta vegetariana el pH tiende a ser más alcalino.
  • Patologías: Algunos procesos patológicos pueden modificar el pH urinario y esto se demuestra con el análisis de orina, como: Orinas muy ácidas (por insuficiencia respiratoria, acidosis metabólica, diarrea y por presencia de cristales de ácido úrico) y orinas alcalinas (esto se observa en casos de infección urinaria, presencia de cristales de folato).

Proteínas:

Es normal que en la orina haya unas pequeñas cantidades de proteínas, que se corresponden con un valor inferior a los 150 mg/24 horas, pero si este valor es superado, es entonces cuando comienza a marcarse en las tiras reactivas; la manera en la que se expresan estos resultados en el análisis de orina es con cruces, de la siguiente manera:

  • Negativo: Es decir, hay trazas de proteínas en la orina pero no se supera el valor normal por lo que no es reflejado en las tiras reactivas. Va de 5-20 mg/dL.
  • (1+) Se corresponde con aproximadamente 30 mg/dL.
  • (2+) Se corresponde con aproximadamente 100 mg/dL.
  • (3+) Se corresponde con aproximadamente 300 mg/dL.
  • (4+) Se corresponde con aproximadamente 2 g/dL.

Siempre que se presente proteinuria en un paciente, debe indicarse la realización de un examen de orina en 24 horas, con el fin de evaluar de forma cuantitativa la pérdida de proteínas por la orina, lo cual indica lesiones de las vías urinarias o del propio riñón.

Glucosa:

Sólo aparece en cantidades significativas si la glicemia supera el umbral de reabsorción glomerular (160-180 mg/dL), lo que indica una hiperglicemia. Pero en algunas ocasiones, la glucosuria puede no ser patológica como en:

  • Embarazos.
  • Por alimentos.
  • Por fármacos.

Aún así, siempre debe descartarse una causa patológica.

Hemoglobina:

Con el examen químico del análisis de orina no puede detectarse si lo que se está presentando es una hemoglobinuria, hematuria o mioglobinuria; es por esto que es necesario el examen microscópico para poder distinguir entre una y otra en caso de que se presente.

Cetonas:

Cuando se presenta cetonuria, esto refleja que hay una alteración de la utilización de los hidratos de carbono como la principal fuente de energía, por lo que se comienzan a usar las grasas corporales para la obtención de la misma; como se observa en los siguientes casos:

  • Ayuno prolongado.
  • Diabetes mellitus, cetoacidosis diabética.
  • Pérdidas aumentadas (en casos de vómitos).
  • Inadecuado consumo de hidratos de carbono (por pérdida de peso, desnutrición).
  • Aumento del catabolismo (hipertiroidismo).

Bilirrubina:

No es normal detectarla en el análisis de orina, pero cuando se hace, se corresponde a la porción conjugada de la misma y puede indicar una enfermedad hepática que no se había detectado.

Nitritos:

Estos son productos de reacción contra bacterias, así que cuando están presentes en el análisis de orina, sugieren una infección urinaria.

Análisis microscópico de la orina:

Leucocitos:

El valor normal de los leucocitos en el análisis de orina es de 0-5 leucocitos por campo, si superan este número puede ser debido a:

  • Infecciones del tracto urinario.
  • Vaginitis.
  • Glomerulonefritis.
  • Nefritis intersticial.

Piocitos:

Estos son leucocitos que tienen características inflamatorias.

Eritrocitos:

Su valor normal en el análisis de orina es de 0-3 eritrocitos por campo, si se supera este número puede haber una hematuria microscópica que solo es detectada por este método o una macroscópica que es corroborada por este examen; ya que algunas veces puede presentarse una falsa hematuria, la cual puede deberse a:

  • Presencia de ciclo menstrual al momento de tomar la muestra.
  • Algunos medicamentos.

Dependiendo de la forma que tienen los eritrocitos, estos pueden ser isomórficos (todos los eritrocitos presentes en la muestra tienen la misma morfología) o dismórficos (conocidos como acantocitos, los cuales al estar presentes indican que la hematuria es de origen glomerular).

Células epiteliales:

Se suelen encontrar en el análisis de orina en pequeñas cantidades, las mismas pueden ser:

  • Escamosas: Si se encuentra en valores muy altos, sugiere una contaminación vaginal o uretritis.
  • Transicionales: Estas se presentan elevadas en pacientes que tienen litiasis renal, ya que ellas provienen del epitelio que recubre la pelvis renal, la vejiga y la uretra proximal.
  • Tubulares renales: Debido a necrosis tubular aguda, nefritis tubular aguda, enfermedad glomerular, pielonefritis o reacciones tóxicas.

Cilindros:

Estos son apilamiento de células y pueden presentarse algunos de estos tipos:

  • Hialinos: Sugieren patología extrarrenal.Análisis de orina-cilindros hialinos
  • Granulosos: Aparecen cuando hay lesión tubular o afectación parenquimatosa del riñón.Análisis de orina-cristales granulosos
  • Eritrocitarios: Siempre indican lesión glomerular.Análisis de orina-cilindros eritrocitarios
  • Leucocitarios: Hablan de un proceso inflamatorio de origen renal.Análisis de orina-cilindros leucocitarios
  • Cereos: Por isquemia tubular.Análisis de orina-cilindros cereos

Cristales:

Estos se forman pro precipitación de sales en orina, producto de cambios ya sea en el pH, la temperatura o la concentración de la orina; estos pueden ser:

  • Leucina.Análisis de orina-cristales leucina
  • Cistina.Análisis de orina-cristales cistina
  • Tirosina.Análisis de orina-cristales tirosina
  • Por drogas.

Mucina:

Esta es producida por glándulas y células epiteliales que están presentes en el tracto genitourinario, pero no tiene ninguna relevancia clínica.

Lípidos:

Nunca deben estar presentes en un análisis de orina.

Bacterias:

Estas no se encuentran en la orina normalmente, pero pueden presentarse en casos de infecciones del tracto urinario o porque la muestra está contaminada. Los resultados con respecto a las bacterias se expresan de la siguiente manera:

  • Ausentes.
  • Escasas.
  • Moderadas.
  • Abundantes.
  • Incontables.

A pesar de la gran ayuda que nos ofrece el análisis de orina al momento de establecer un diagnóstico, se debe tener en cuenta que ningún estudio paraclínico nunca podrá superar a la clínica que presenta el paciente y el mismo sólo debe usarse como un método para corroborar un diagnóstico o establecer un diagnóstico diferencial entre patologías similares.

Como todo estudio paraclínico, el análisis de orina puede presentar falsos resultados, asociados a múltiples factores que van desde el error humano al interpretar erróneamente los hallazgos hasta el uso de reactivos de mala calidad o vencidos; es por este motivo que si los resultados no coinciden con las manifestaciones que presenta el paciente o con el diagnóstico que se planteaba, es mejor repetir el análisis de orina.

Recuerda seguir las pautas para tomar una muestra correctamente para realizar un análisis de orina, para que el mismo sea lo más específico posible y se elimine el sesgo de una toma de muestra incorrecta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here