Medicina a Tu alcance

Abuso de sustancias y sus 9 tipos más comunes

El abuso de sustancias se refiere al consumo de cigarrillo, alcohol o drogas hasta el punto de comprometer la salud de quien consume u ocasionar un comportamiento disfuncional; a través de distintos estudios, se ha demostrado que el abuso de sustancias crónico detiene el desarrollo psicosocial.

La mayor tasa de prevalencia anual de abuso de sustancias en adolescentes se alcanzó en la década de 1990, pero desde dicho momento, las tasas han ido descendiendo; a pesar de esto, el abuso de sustancias continua constituyendo un problema de salud pública que aún no ha sido resuelto, el mayor número de adolescentes que padecen de abuso de sustancias son aquellos que se encuentran en los últimos años de la educación secundaria.

Abuso de sustancias

Etapas del abuso de sustancias:

El abuso de sustancias, en muchas ocasiones inicia como una forma de experimentar nuevas sensaciones por parte del adolescente, en otras oportunidades comienza debido a la presión social ejercida sobre ellos especialmente para ser aceptados en distintos grupos sociales, pero luego de esto casi siempre continua progresando y no se detiene, a continuación se describen las etapas del abuso de sustancias:

  • Etapa 1: Esta corresponde a la experimentación, es la fase inicial, que como se mencionó previamente normalmente es producto de la presión ejercida por los compañeros, pero en vista de que es solo el comienzo del abuso de sustancias, aún no hay cambios conductuales o en algunos casos, son pocos los observados y el adolescente tiene sentimientos ambivalentes que van desde la euforia obtenida producto de la sustancia consumida a la culpa por lo que hizo, siendo capaz de discernir aún que no es un acto responsable.
  • Etapa 2: El abuso de sustancias continúa con el objetivo de aliviar el estrés, por lo que el consumo de la sustancia deja de ser ocasional e incluso se realiza en situaciones no sociales, el adolescente comienza a buscar grupos en donde sus integrantes consuman la misma sustancia y es aquí cuando comienza a presentar cambios notables en su conducta, además de un menor desempeño a nivel escolar; esto constituye uno de los principales signos de alarma para los padres.
  • Etapa 3: El abuso de sustancias pasa a ser regular y todos los compañeros y círculo social del adolescente (o casi todos) consumen drogas, hay una necesidad alarmante de siempre tener dinero para poder pagar el consumo de la sustancia y cuando no lo hace, entonces se muestra deprimido y los problemas conductuales pasan a ser crónicos, pudiendo incluso verse involucrados en problemas legales.
  • Etapa 4: Llega la etapa final del abuso de sustancias, la cual es la dependencia, en donde el consumo se realiza para evitar la depresión, la vida familiar del adolescente pasa a ser muy conflictiva e incluso puede llegar a abandonar la escuela, además de los cambios conducutales, también se observan alteraciones del estado físico que pueden incluir pérdida de peso, fatiga, desmayos y tos crónica.

Abuso de sustancias 1

Tipos de abuso de sustancias:

El abuso de sustancias puede ser producto del consumo de múltiples sustancias, algunas ni siquiera son ilícitas, pero aún así ocasionan una dependencia y alteraciones del estado de salud tales que también se incluyen dentro de este grupo:

1.- Tabaco:

Esta es la sustancia consumida con mayor frecuencia en los adolescentes y su consumo se encuentra íntimamente relacionado al hecho del consumo por parte de sus familiares y compañeros, observándose con mayor incidencia este abuso de sustancias en los adolescentes que se encuentran en los últimos años de secundaria con un 12,2% con respecto a los estudiantes de primaria con un 4%.

2.- Marihuana:

Esta es la sustancia ilícita más frecuentemente relacionada al abuso de sustancias, sin embargo, actualmente en algunos países, su consumo es legal; pero aún así, la marihuana ocasiona efectos adversos en el adolescente y a pesar de que su metabolismo es hepático, una pequeña parte de sus metabolitos se almacenan en la grasa corporal, por lo que le confiere una semivida prolongada.

3.- Alcohol:

Esta es la segunda sustancia consumida con más frecuencia luego del tabaco, reportándose un consumo del 45,3% en los adolescentes de los últimos años de secundaria, mientras que en los de primaria el consumo es del 17,2%.

4.- Alucinógenos:

Entre los que más se consumen se encuentran: dietilamida del ácido lisérgico (proveniente del hongo del centeno), mezcalina (derivada de un cactus), psilocibina (proveniente de otro tipo de hongo) y fenciclidina (que fue una droga creada en sus inicios como un anestésico general). Su consumo en los adolescentes de los últimos años de secundaria es del 8%.

5.- Estimulantes:

Los más usuales son las anfetaminas y la cocaína, esta última adquirió una gran popularidad durante 1980 y sigue persistiendo como uno de los abuso de sustancias más comunes y peligrosos, en vista de los efectos degenerativos que ocasiona en el organismo de quien la consume.

6.- Depresores:

Asociados al abuso de sustancias con mayor frecuencia son los barbitúricos y los tranquilizantes.

7.- Narcóticos:

Entre los que se incluyen la heroína, metadona, meperidina y propoxifeno.

8.- Drogas de club:

Estas han tomado una importante relevancia durante los últimos años en vista de la gran cantidad de población adolescente que acude a los clubes, fiestas o celebraciones que no son familiares, muchas veces se toman para experimentar y sentir más intensamente las emociones ocasionadas por la fiesta, las más comunes son el éxtasis, ketamina, GHB y flunitrazepam; a su vez, en algunas ocasiones las mismas son utilizadas para drogar a mujeres y posteriormente abusar sexualmente de ellas.

9.- Inhalantes:

Esta es la forma más frecuente de consumir de los adolescentes, los cuales ocasionan efectos depresores y sedantes en la mayoría de los casos.

Abuso de sustancias 2

Efectos del abuso de sustancias:

Los efectos del abuso de sustancias van a depender de la clase o tipo de sustancia que el adolescente consuma, teniendo que:

  • Tabaco: Asociado a alteraciones del sistema respiratorio, en donde se incluyen la disfunción pulmonar y síntomas crónicos (tos productiva y dolor torácico), hay declive de la resistencia física y este es el factor de riesgo más frecuentemente asociado al cáncer de pulmón; con menor frecuencia puede producir una cardiopatía coronaria.
  • Rapé: Este es el tabaco no quemado, cuyo consumo se ha visto bastante disminuido afortunadamente, ya que el abuso de sustancias de este tipo puede ocasionar un carcinoma epidermoide bucal.
  • Marihuana: Tiene muchos efectos adversos a nivel de funciones psíquicas, como el deterioro de la percepción visual, de la memoria a corto plazo y del tiempo de reacción, además se ha comprobado que ocasiona un mayor daño pulmonar que el cigarrillo.
  • Alcohol: El efecto observado más comúnmente con su consumo agudo es la resaca, produciendo alteración de funciones psíquicas (deterioro, memoria a corto plazo, tiempo de reacción); mientras que entre sus efectos por el consumo crónico del mismo están la cirrosis hepática y el síndrome de abstinencia.
  • Alucinógenos: Los adolescentes con abuso de sustancias tipo alucinógenas, experimentan alucinaciones referidas como “viajes” o “malos recuerdos”, además corren el riesgo de auto infligirse daño físico y si no se tiene pleno uso de lo que se está haciendo, pueden consumir una dosis muy grande, produciéndose así una sobredosis.
  • Estimulantes: Lo más resaltante de estas sustancias es que el adolescente se hace rápidamente adicto a ellas, su comportamiento pasa a ser impulsivo, muestra ataxia y habla titubeante, también ocasiona alteraciones conductuales de tipo depresivo y se asocia a estados de psicosis; cuando no se consume la sustancia se presentan estados de abstinencia graves.
  • Narcóticos: Son altamente adictivos, se asocian a infecciones de diversos tipos por el uso de jeringas y a sobredosis.
  • Inhalantes: Son frecuentes las sobredosis por la inhalación de sustancias, que no sólo ocasionan efectos locales (irritación nasal y bronquial) sino también sistémicos (arritmias cardíacas, hepatotoxicidad, toxicidad renal y alteraciones del sistema nervioso central).
  • Esteroides anabólicos: Ocasionan un comportamiento agresivo y su consumo a largo plazo provoca alteraciones del metabolismo de la glucosa y del funcionamiento hepático en general, además de hipertensión arterial.
  • Drogas de club: Estas ocasionan efectos sumamente graves y de forma aguda, que incluyen alteración del estado de conciencia (que puede ir desde insomnio hasta coma), entres los efectos que siempre se presentan están la ansiedad, diaforesis, aumento de la frecuencia cardíaca, de la temperatura y de la presión arterial, en algunos casos esto es más grave y puede llevar a insuficiencias renal y respiratoria.

Diagnóstico y tratamiento de abuso de sustancias:

El diagnóstico del abuso de sustancias en un adolescentes se establece mediante la identificación ya sea en orina o en sangre de la sustancia que consuma, sin embargo, es importante notar ya sea por parte de los padres, profesores, amigos o quien este a cargo del adolescente, cambios en su conducta o rendimiento escolar, que se integren a nuevos grupos sociales o que comience a comportarse de forma conflictiva o agresiva, ya que estas son manifestaciones típicas de alguien con abuso de sustancias y que son además signos de alarma para poder identificar de manera precoz estos problemas.

Es importante tener en cuenta que muchos de los adolescentes con abuso de sustancias no se dan cuenta de que son adictos e incluso no reconocen que tienen un problema, por lo que queda de parte de terceros darse cuenta del problema para poder comenzar a actuar, el tratamiento va a depender de la fase de abuso de sustancias en la cual se encuentre el adolescente, ya que si están en las dos primeras el tratamiento debe ser ambulatorio y si se encuentra en las dos últimas entonces será necesaria la hospitalización para poder aplicar el tratamiento.

En algunas ocasiones los adolescentes recurren al abuso de sustancias como una manera de llamar la atención de sus padres, en vista de que se sienten abandonados o dejados de lado por ellos, por lo que es importante brindarles apoyo y comprensión, además de garantizar que cumplan con las medidas terapéuticas indicadas y necesarias según cada caso.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.