La Colecistitis Aguda es una enfermedad muy común a nivel mundial, que puede causar muchas molestias y complicaciones a quien la padece. Se define como la inflamación de las paredes de la vesícula biliar, y puede tener multiples orígenes, incluso virales, pero la mas común es la litiasis vesicular o lo que conocemos con el nombre de cálculos en la vesícula biliar. La vesícula biliar es un órgano en forma de pera que se encuentra debajo del hígado, y almacena la bilis producida por él, la cual segrega hacia el intestino delgado ante un estímulo causado por la ingesta de alimentos de contenido graso principalmente.

La bilis es una secreción amarillenta, o verde oliva, amarga, producida por nuestro hígado que interviene en la digestión de las grasas a través de un proceso llamado emulsificación, por medio del cual las transforma en gotitas mas pequeñas. Haciendo una analogía es como si licuara las gotas de grasa presentes en los alimentos para hacerlas mas pequeñas y así hacerlas mas fáciles de procesar por los jugos gástricos. Está compuesta de colesterol, agua y fosfolípidos, pigmentos biliares como la bilirrubina y biliverdina, además de sales biliares.

Cosas que debes saber acerca de la colecistitis aguda.

La colecistitis aguda es mas frecuente  en mujeres

Primera: La mayor parte de los cuadros de colecistitis aguda se deben a la presencia de cálculos o litos en la vesícula biliar. Los cálculos de la vesícula se forman a expensas de colesterol, o de pigmentos biliares. La mayoría de ellos se forman de colesterol principalmente, debido a el exceso de el mismo en la bilis por defectos en su metabolismo. Existen formas de colecistitis aguda que no tienen que ver con la formación de estas piedritas, tienen lugar en pacientes con diabetes mellitus, con infecciones virales entre otras. Dependiendo de la causa, será el Cirujano General el encargado de decidir el tipo de conducta a seguir en cada caso particular.

Segunda: Las mujeres a nivel mundial son mas propensas a sufrir de Colecistitis aguda de origen litiásico. Las mujeres, mas frecuentemente mayores de treinta años y obesas, son mas frecuentemente afectadas por esta enfermedad, con respecto a los hombres del mismo grupo de edad y obesos. Esto se ha relacionado incluso con la carga de hormonas femeninas que tienen colesterol en su composición, pues estas hormonas pueden entorpecer el adecuado metabolismo del colesterol. También se presenta con mayor frecuencia en mujeres embarazadas, quizás por la unión entre el factor hormonal y un aparente enlentecimiento de la función de la vesícula biliar durante el embarazo. Esta es la razón por la cual es más común la necesidad de colecistectomía en mujeres.

Tercero: Los cálculos en la vesícula biliar son mas comunes en poblaciones de América Latina. Muy específicamente de las poblaciones descendientes de indígenas americanos, por lo cual se relaciona a aspectos genéticos étnicos. También son factores de riesgo el uso de anticonceptivos orales y la hipercolesterolemia.

Cuarto: Cómo se manifiesta la Colecistitis aguda litiásica. El cuadro clínico típico es dolor debajo del hígado (debajo de las costillas derechas), o en la boca del estómago y debajo de la costilla derecha, que llega a afectar o no a la espalda, e incluso el hombro derecho y puede aparecer después de comer alimentos grasos o carbohidratos abundantes. Se puede asociar a vómitos inicialmente, y luego a fiebre. En caso de presentar coloración amarillenta de la piel y las mucosas, puede tratarse de un cuadro de síndrome ictérico obstructivo, debido a que alguna de las vías biliares se ve obstruída o tapada por el paso de algún cálculo o de barro biliar (se llama así a la bilis espesa por la presencia de abundante mucina en su composición).

Vesícula biliar

El riesgo de todo esto, es que causa una inflamación de la vesícula biliar, que esta luchando para sacar la bilis de su interior, de manera sostenida y no lo puede hacer de forma eficiente. Esto tiene lugar generalmente en una vesícula biliar que lleva años sufriendo y que debido a esto ha engrosado sus paredes. El proceso inflamatorio puede llegar a sobreinfectarse, es cuando comienza a causar fiebre, y esto puede generar en un cuadro infeccioso agudo que de llegar a avanzar puede convertirse en una Colangitis ascendente (complicación mas temida), y una infección generalizada o sepsis, que por razones obvias implica un manejo mas escabroso con mas posibilidades de complicaciones.

Otra complicación frecuente es la Pancreatitis aguda de origen biliar, que es la inflamación del páncreas, causada de manera retrograda por obstrucción o inflamación de las vías biliares. El cuadro clínico es similar, pero el dolor tiene una extensión mayor, es decir, por debajo de las costillas derechas e izquierdas, hasta el dorso. Amerita manejo médico inicial y luego de mejorar la pancreatitis, se debe extraer la vesícula biliar llena de cálculos para evitar que este cuadro vuelva a tener lugar.

Quinto: Cómo se diagnostica la Colecistitis Aguda. El diagnóstico de esta enfermedad se realiza a través del interrogatorio exhaustivo, sumado a la evaluación física hecha por un especialista en el área de cirugía general y examenes de sangre que incluyan la cuenta de leucocitos, que puede estar elevada (excepto en etapas iniciales, o en caso de tratarse de pacientes inmunosuprimidos). Se debe realizar cuantificación de los niveles de bilirrubina en el cuerpo, además de otras enzimas. El ultrasonido abdominal que describa los diámetros de la vesícula biliar y sus paredes, así como de las vías biliares, es fundamental. De esto dependerá gran parte de la conducta a seguir.

El ultrasonido abdominal

En algunos casos, el dolor puede mejorar con tratamiento médico. En los casos en los que esto no suceda, se diagnostica un cólico biliar persistente, y en estos casos lo mas probable es que el paciente sea sometido a una intervención quirúrgica para su resolución. Cuando un paciente carece de ciertas características clínicas o paraclínicas que indiquen que la intervención quirúrgica deba practicarse de inmediato, puede ser dado de alta y planificado para ir a quirófano de manera electiva y no de emergencia

Sexto: Cómo se puede solucionar la Colecistitis aguda litiásica. Para mejorar este cuadro clínico, siempre y cuando no este complicado, la primera acción a tomar es hacer que el paciente deje de comer, la implementación de tratamiento médico con antibióticos, analgésicos, inhibidores de bomba de protones (como el omeprazol o pantoprazol), y la extracción de la vesícula biliar enferma. En caso de que se hayan presentado complicaciones, será el equipo multidisciplinario quien decida si es pertinente realizar la Colangiopancreatografía endoscópica retrograda (CPRE), o el manejo médico del cuadro clínico del paciente, según las características del mismo.

En caso de haber necesidad de colecistectomía, que es el nombre que recibe el procedimiento de extraer la vesícula del cuerpo, debes saber que gracias a la tecnología actual, se puede hacer por una técnica que implica mínima invasividad, se llama laparoscopia, y se realiza con cámaras a través de las cuales se puede observar la anatomía interna de la cavidad abdominal y extraer la vesícula. Existe también la técnica convencional que consiste en hacer una incisión o herida quirúrgica debajo de la costilla derecha, logrando acceso directo al órgano afectado, para luego extraerlo.

Colecistectomia por laparoscopia

Séptimo: Que hacer después de  una Colecistectomía. Posterior a la intervención quirúrgica, se debe mantener una dieta adecuada, libre de grasas y alimentos abundantes que puedan causar actividad de las vías biliares, y por ende dolor y hasta ciertas complicaciones. Se debe mantener un cuidado estricto de la herida operatoria, limpiándola de acuerdo a las recomendaciones que el especialista tratante dará a su paciente. El esfuerzo físico debe ser muy limitado mientras los tejidos afectados vuelven a una condición adecuada para realizarlo.

Existe predisposición hereditaria para esta enfermedad, es decir, se ha observado que la patología puede presentarse en varias personas de la misma familia, incluso a edades muy tempranas de la vida, y ello se debe a ciertas condiciones genéticas que tiene que ver con la alteración del metabolismo del colesterol, de las sales biliares o con el funcionamiento de las vías biliares y la vesícula biliar. Limitar el consumo de alimentos grasos y evitar la obesidad y el resto de los factores de riesgo, puede ayudar a evitar la aparición de esta enfermedad al menos en la mayoría de los seres humanos. Sin embargo, en caso de cursar con alguna condición genética que predisponga a esta, es probable que no existan medidas preventivas suficientes.

Acudir oportunamente al médico es fundamental. Recuerda que el dolor abdominal debe ser un síntoma respetado por todos nosotros, pues aunque nos parezca insignificante, este podría estar avisándonos acerca de la existencia de alguna enfermedad que puede complicarse y llegar a causarnos grandes problemas, o incluso la muerte. Como la mayoría de las enfermedades, en caso de ser diagnosticadas a tiempo, su tratamiento será oportuno, y se le evitará al paciente cursar con consecuencias indeseadas. Mantener una excelente salud es tarea y meta fundamental para todos los seres humanos, por ello no debemos menospreciar los signos que pueden estar avisándonos la existencia de enfermedad.

El médico será tu aliado fundamental para determinar si el origen de tu dolor abdominal esta en la existencia de cálculos en la vesícula biliar, y además te ayudará a resolver esta patología. Lo principal es no postergar la evaluación médica, para evitar las posibles complicaciones que se puedan presentar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here