Los cambios durante el embarazo que debes conocer, van mas allá que un simple aumento del tamaño del abdomen, son un conjunto de modificaciones que tienen como finalidad preparar al organismo materno para mantener en su interior el producto de la fecundación durante el tiempo que sea necesario para que este se desarrolle de manera adecuada. Eso ocurre gracias a multiples mecanismos que tienen lugar de manera progresiva durante todas las semanas de gestación, te invito a conocer mucho mas acerca de las maravillas que tienen lugar en el cuerpo de una mujer durante este proceso.

Cambios durante el embarazo

El embarazo es para cualquier mujer una etapa crucial en la vida, pues tiene multiples implicaciones de índole emocional que cambian para siempre el rumbo de las próximas madres, sus perspectivas de vida, la manera de interactuar y ver al mundo que las rodea. Tanto si se trata de un embarazo deseado o no, planificado o no, el embarazo puede llegar a generar numerosos sentimientos y pensamientos en cualquier mujer. No todos los embarazos son iguales, de hecho en una misma madre, varios embarazos pueden tornarse completamente diferentes entre sí. Para la mayoría, sin duda alguna es una situación que genera expectativas, deseos y anhelos, idealización de su futuro rol de madre y un sin fin de cosas más.

Pero más allá de lo afectivo, el gestar una nueva vida implica la adaptación del cuerpo femenino a una serie de situaciones fisiológicas que tienen la finalidad de hacer llegar el proceso a su fin de la mejor manera tanto para la madre, como para el feto, y las mismas tienen multiples precursores, mediadores, influencias que pueden modificar el desarrollo del proceso de gestación. Esto es un mundo maravilloso del cual toda madre o futura madre deben conocer, para que logre entender todo lo que observa en su cuerpo durante esta maravillosa etapa de la vida.

11 Cambios Importantes Que Ocurren Durante El Embarazo

¿Cómo comienza el embarazo?

Los cambios durante el embarazo comienzan desde el mismo momento de la fecundación y para que esta pueda llevarse a cabo, se necesita la presencia de al menos un óvulo maduro y apto para el proceso y un espermatozoide. El espermatozoide alcanza al óvulo después que este sale del folículo de Graaf, y ambas células fusionan su membrana, para luego realizar una suerte de mezcla del material genético presente en sus núcleos. A partir de este momento se formara una nueva célula que se dividirá progresivamente, y de esta manera tendrá lugar el inicio de la formación de un nuevo ser viviente. La ovulación en las mujeres que presentan ciclos menstruales normales, se produce entre el día 13 y 16 del mismo.

Fecundación

Esta nueva célula en división comienza a generar una serie de señales químicas que le permitirán adherirse a las paredes del útero (en el fondo preferiblemente), en un proceso llamado implantación, y seguir al mismo tiempo su crecimiento y desarrollo. El folículo de Graaf que se rompió para dejar salir el óvulo maduro, después de romperse comienza a producir progesterona, con la finalidad de mantener viable el embarazo, mientras se forma la placenta definitiva, esto será así desde la fecundación hasta aproximadamente la semana numero doce del embarazo, cuando ya la placenta es capaz de dar sustrato hormonal al embarazo, entonces ese folículo de Graaf que producía progesterona, el cual es llamado cuerpo lúteo, involuciona en el ovario donde se encontraba.

Mientras el embarazo esta sustentado por las hormonas del cuerpo lúteo, el embrión se va formando paulatinamente, la mayor parte de los órganos y sistemas comienzan a aparecer y ya para cuando la placenta tome el mando hormonal, la mayor parte de los primordios de los distintos órganos del cuerpo ya se han formado. El cuerpo del ahora llamado feto se sigue desarrollando y creciendo, y así debe seguir en una serie de procesos que ocurren al mismo tiempo hasta llegar a la fecha de parto, aproximadamente a las 39 semanas de gestación, cuando al estar listo tanto el feto, como el organismo de su madre, actúan de manera sincronizada para que suceda el parto con la hermosa consecuencia de tener una nueva vida en este mundo.

Cambios fisiológicos de la madre durante el embarazo.

Son muchos los cambios durante el embarazo normal en el organismo de una mujer. Recordemos que esta constituye una situación excepcional que tiene como finalidad la formación de un nuevo ser, y el cuerpo se adecuará a esta. Estos cambios han permitido que la especie humana se haya perpetuado hasta ahora, y ellos varían gradualmente, algunos desaparecen inmediatamente después del parto, y otros progresivamente durante el puerperio. Uno de los primeros cambios, generalmente imperceptible, es el de la temperatura corporal normal, que aumenta entre 0,3 y 0,6 grados centígrados con respecto a su valor en la misma mujer antes del embarazo, y ello ocurre durante la primera mitad de la gestación, quizás por influencia de la progesterona sobre el metabolismo.

Cambios durante el embarazo en la piel

Podríamos tomar como el segundo cambio el de la piel en general se puede tornar mas oscura en áreas específicas, las primeras en notarse son los pezones y sus areolas, luego la línea media abdominal o línea alba, y la cara que puede comenzar a tener una pigmentación marrón llamada cloasma gravídico. En el periné también se puede ver una acentuación de su pigmentación normal. En la mayoría de los casos, estos cambios se revierten poco después del parto, sin embargo en un número minoritario de mujeres, algunos pueden incluso persistir de por vida. Esto obedecería a la acción de la hormona melanocitostimulante y la progesterona, que estimula a las células productoras de pigmento o melanocitos, para que produzcan melanina, que es la que tiñe la piel.

Tercero: Poco a poco, la sangre y los tejidos en general, van ganando carga de líquidos en su composición, esto causa que la sangre se diluya, y algunos de sus componentes disminuyen poco a poco su concentración, incluso unos mas que otros. Los dos ejemplos mas característicos de esta dilución son la disminución progresiva de la hemoglobina y el de la albúmina. De hecho, la relación albumina-globulina puede verse disminuida e incluso revertida puesto que la proporción de la primera disminuye mas que la de la segunda. La disminución de la concentración de hemoglobina puede corregirse con la ingesta de suplementos de sales de hierro, que pueden tener como efecto colateral el estreñimiento en algunos casos.

Es un cambio que se considera normal, salvo que esté acompañado de aumentos de la tensión arterial y distorsión de la función hepática. Puede mejorar con masajes y algunas posiciones
Es un cambio que se considera normal, salvo que esté acompañado de aumentos de la tensión arterial y distorsión de la función hepática. Puede mejorar con masajes y algunas posiciones

Y un cuarto cambio tiene lugar debido en parte al tercero, pues este aumento de la cantidad de agua y la dilución de la sangre, darán origen a un edema en miembros inferiores que poco a poco aumentará su calibre según el avance del embarazo. Esto se considera normal, a menos que este acompañado de aumento de cifras tensionales, en cuyo caso se iniciarán protocolos de estudio y cuidados exhaustivos. En todo el tejido celular subcutáneo también se puede ver mas embebido de líquido. El aumento progresivo del peso, también pueden colaborar con la formación de este ” edema”. También aumenta de volumen el tejido mamario que madura durante el embarazo preparándose para la lactancia, y lo hace en gran parte ganando líquido en los acinos glandulares.

El quinto, paulatinamente aumentará el peso de la futura madre, esto debido al aumento progresivo del volumen de la unidad feto placentaria, así como la acumulación de líquidos en los tejidos debido a la acción de los estrógeno en el embarazo, mas predominante a partir del segundo trimestre. En promedio, la madre aumenta un 20% de su peso habitual, se acepta como adecuado el aumento de entre 11 y 15, 6 kilogramos de peso durante el embarazo, con respecto al peso antes del mismo. Incluso durante los primeros tres meses se podría presentar disminución de peso debido a los episodios repetitivos de nauseas y vómitos en algunas mujeres. Al menos 6 kilogramos del peso ganado durante el embarazo, pueden eliminarse justo después del parto, por la salida del feto, líquido amniótico y placenta.

Cambios de peso

Algunas mujeres pueden bajar un kilogramo de peso en el último trimestre pues por casa de la compresión gástrica pueden sufrir de vómitos. En caso de sobrepasar los aumentos de peso normal durante el embarazo, se deben investigar cuidadosamente las causas, y vigilar que no existan consecuencias a esto. Los aumentos de peso pueden causar depresión en muchas madres, debido a causas estéticas. De seguro su pareja no lo vé de manera tan trágica como la propia madre, pero esto es muy común en muchas futuras madres.

Poco a poco, conforme aumenta el diámetro del abdomen, tiene lugar el sexto de los cambios durante el embarazo que debes conocer, pues debido al cambio de peso y las dimensiones se acentúa la lordosis lumbar (la curvatura de la columna lumbar) y el cuerpo busca mayor estabilidad ampliando su base de apoyo, entonces la mujer embarazada adopta una actitud que es llamada el orgullo de la embarazada y separa mas los pies al momento de caminar, oscilando su paso. Esto es mucho mas notable durante el último trimestre del embarazo.

Y va un séptimo cambio: las articulaciones aumentan su movilidad. Los cartílagos y carillas articulares también ganan más líquido, y gracias a ellos las mismas se vuelven mas flexibles. Esto es especialmente importante en la articulación de la pelvis, y la existente entre el sacro y el ilion, pues la mayor flexibilidad de estas articulaciones mejora la apertura del canal de parto para el momento cuando el feto pase a través de él.

Los cambios en el sistema digestivo

En el aparato digestivo se producen cambios desde el principio del embarazo, estos los enumeraremos como el octavo, y consisten en  la aparición de nauseas y vómitos, a predominio matutino, se producen de manera exagerada gases, y en algunas madres se puede presentar estreñimiento, trastornos del apetito y distensión abdominal. Todo esto tiene lugar debido a la acción de la progesterona sobre los tejidos del aparato gastrointestinal, y en condiciones normales tienden a desaparecer dentro de las primeras 15 semanas del embarazo. El hígado aumenta sus reservas de grasa, vitamina A y D, magnesio, cobre y otros oligoelementos, así como la producción de bilis, entre otras. La vesícula biliar disminuye su motilidad lo que aumenta la tendencia a la formación de cálculos en su interior.

El noveno cambio tiene lugar paulatinamente, aumentando después de la instauración de la placenta, son los que se evidencian en el aparato cardiovascular. Se observa que disminuye la resistencia de los vasos sanguíneos a nivel periférico, y en condiciones normales la tensión arterial de la mujer embarazada tiende a disminuir entre 5 y 10 milímetros de mercurio con respecto a sus valores normales. Aumenta la presión venosa por debajo del diafragma a partir de la semana 30 del embarazo, lo cual condiciona a la formación de várices en los miembros inferiores, y a veces en la vulva, la vagina y hasta el útero.

Pueden aparecer soplos funcionales sin alteración de la función del corazón. Si en vez de disminuir la tensión arterial se ve aumentada por encima de 140/90 mmHg, se puede considerar como hipertensión arterial inducida por el embarazo, y esta es una enfermedad que puede tener repercusiones en el bienestar del feto y la madre, por lo cual amerita observación continúa y tratamiento pertinente.

Las ganas de ir al baño

Los aparatos a nivel urinario son notables, se enumerarán como el décimo de los cambios durante el embarazo que debes conocer. Al principio del embarazo el flujo de sangre a través del riñón aumenta, por lo tanto también la tasa de filtración, y por eso es repetitiva y frecuente la necesidad de ir al baño, pero esto disminuye a medida que avanza el embarazo. Y en las etapas en las cuales el útero ya es notable, este presiona la vejiga y el reflejo miccional aparece con menores volumen de orina en la vejiga debido a ésta presión, la futura madre también irá con mas frecuencia al baño. Se alarga la uretra, se elonga y ensanchan las paredes del piso de la vejiga.

Puede evidenciarse perdida de glucosa y proteínas a través de la orina, sobre todo durante el último trimestre del embarazo, en el segundo caso debe vigilarse la evolución de la gestación cuidadosamente. Durante el embarazo pueden registrarse evidencias de infección urinaria, que deben ser tratadas con antibióticos de manera oportuna, de no ser así, se puede ver interrumpido el embarazo en cualquier momento de éste. En caso que suceda antes que el feto este apto para vivir fuera del útero de su mamá, el bebé podría no sobrevivir.

Cambios de humor

El onceavo y no menos importante de los cambios del cuerpo de la madre durante el embarazo, son los que tienen lugar en el sistema nervioso. La audición se ve disminuida, la olfación puede verse aumentada (sobre todo la sensibilidad o rechazo a ciertos olores), puede haber disminución de la agudeza del tacto y trastornos del gusto, amnesia e irritabilidad cerebral que se registra en el electroencefalograma con ondas similares a las que existen en pacientes con epilepsia, y esto condiciona cambios de actitud y carácter que pueden resultar difíciles de sobrellevar para el entorno de la futura mamá.

El embarazo es una etapa fundamental en la vida de cualquier mujer, pero puede ser muy complicado entender todo lo que ocurre en sus cuerpos mientras este es el hogar de un nuevo ser humano en formación. Existen muchas herramientas que pueden ayudar a mamita a sobrellevar mejor todo esto, porque el embarazo no es una enfermedad, y mamá puede seguir realizando ciertas actividades, que le permitirán asumir mejor este reto. Técnicas de relajación, yoga para embarazadas, cursos de parto psicoprofiláctico, son algunas de esos mecanismos que te permitirán llevar de mejor manera este maravilloso, pero extenuante proceso. El resultado de un embarazo sin contratiempos es el mejor de todos: la maternidad y puedes contarnos tu experiencia aquí.

Herramientas para mujeres embarazadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here